viernes, 25 de abril de 2008

vampiros mediterráneos



ENTRE LOS CAMPESINOS SICILIANOS, la mayor amenaza la constituyen las brujas vampiro. Las víctimas son los niños cuyas madres deben observar, impotentes, como se extinguen sus vidas. la iglesia católica, al hacerse cargo de la situación, impuso el siguiente y complicado remedio:
  1. leer el Santo Evangelio a la cabecera de la cama en que yace el niño, haciendo descansar su cabeza sobre la estola del sacerdote.
  2. se coloca una cruz de cera bendecida en día de la Ascensión sobre la puerta de la casa.

  3. se ata al cuello del niño un saquito de lino que contenga un poquito de sal.
  4. se corta el cabello del niño y se echa un mechón al fuego, con la esperanza de que el humo aparte a la bruja vampiro del lugar.

  5. se rocían con agua bendita todas las bisagras de las puertas de la casa.

  6. se reza el credo en voz alta tres veces seguidas.

  7. durante siete noches, el padre del niño vigilará la casa con el fin de atrapar a la bruja vampiro por los cabellos.

  8. dejar un perro o un gato muerto en el umbral de la puerta, para que la bruja vampiro vea llegar el amanecer contando los pelos del animal.
la cabalgada de las brujas vampiro es espectacular. Después de friccionarse el cuerpo con pócimas mágicas, emiten el salvaje grito: «Lejos, lejos a través de la nieve y la tormenta, llévame el avellano de Benevento». Montan luego a horcajadas sobre una gran cabra y emprenden la marcha hacia la asamblea. Durante el camino, se detienen de vez en cuando para chupar la sangre de los niños.

EN ESPAÑA, las brujas vampiro constituyen también una amenaza. Se dice que ellas van al asalto de las casas con la intención de robar a los niños o, al menos, de chupar su sangre. El sacerdote del lugar les hace frente a menudo con la estola, con un incensario en la mano y la biblia en la otra. Salpica generosamente con agua bendita el carcajeante grupo de brujas vampiro y aconseja a los niños de la aldea que no abandonen sus casas por las noches, procurando además estar en la cama. A veces, las brujas se suben al tejado de las casas y arrancan algunas tejas, dejando oír a través del agujero resultante su diabólica risa, aunque no intentan atacar a los niños en estas ocasiones.

EL VAMPIRO GRIEGO, conocido como vrykolakas, es el cuerpo de un hombre que llevó una vida inmoral ―a menudo alguien que ha sido excomulgado por un obispo―. Dichos cuerpos no gustan de la compañía de aquellos otros hombres cuyos cadáveres se descomponen después del entierro. En apariencia, su piel es extremadamente rígida, hinchándose y distendiéndose en todo el cuerpo de modo que las articulaciones apenas si pueden doblarse; se pone tan tensa como el pergamino de un tambor, y si se la golpea produce el mismo sonido. Se dice que este monstruo resulta tan destructivo para el ser humano que incluso durante el día, en los caminos, campos y viñedos, avanza derecho hacia el infeliz y su sola presencia, sin mediar palabra ni contacto físico, mata.


el resto de la serie:
¡vampiros!
los vampiros rumanos
vampiros en Europa Oriental
el vampiro chino
vampiros en América
vampiros en Africa

ronronea: levina

5 maullidos:

Julián dijo...

De pequeño pedía siempre para los reyes magos un libro de cuentos de miedo, y los pocos que he llegado a tener no eran de lo que buscaba. Esto era lo que buscaba, me llega tarde, pero si ya me imaginaba un montón de historias de tipo folclórico (o como si lo fueran) con estas así escritas la hubiera gozado... jejejeje (risa maliciosa)

Julián dijo...

¿Qué siniestras son estas historias, eh? A los niños de hoy les tienen acostumbrados a ver a la bruja como una vieja colega vestida de friki, pero no, mira que hay que ser mórbida y siniestra,y a la vez mal de la chaveta... ¿algún psicólogo ha estudiado su comportamiento? Pedofilia, sadomasoquismo extremo, paranoia, neurosis varias (eso de tener que contar todos los pelos del perro muerto...) jajaja

Buuuuuuu!!

MARISA dijo...

pero bueno..¿de dónde sacas estas cosas?? por diiiió.. que rollo me dan..

levina dijo...

hola julián;
las leyendas populares suelen ser extremadamente crueles, y mucho más complejas y profundas de lo que cualquier autor puede dar en un libro.. un día de estos te voy contando alguna más..

besos,

levina dijo...

hola marisa;
cosas de la tradición..

besos,