miércoles, 23 de abril de 2008

el libro



el lugar era oscuro y polvoriento, un rincón perdido
en un laberinto de viejas callejuelas junto a los muelles
que olían a cosas extrañas traídas de ultramar
entre curiosos jirones de niebla que el viento del oeste dispersaba.

unos cristales romboidales, velados por el humo y la escarcha,
dejaban apenas ver los montones de libros, como árboles retorcidos
pudriéndose del suelo al techo.. ventisqueros
de un saber antiguo que se desmoronaba a precio de saldo.

(H.P. Lovecraft)

ronronea:
naia

6 maullidos:

Manuel dijo...

El misterio es la sal de la vida...

Julián dijo...

Feliz día del libro! Aquí no ha habido mucha hostia, pero me han dicho que en Barna (gracias a Maslama sé que Barna es Barcelona jeje) la feria del libro es mucho mejor y más grande, y eso de San Jordi del libro y la rosa, todo debe estar bien.

Saludos a los catalanes!!

without dijo...

La única vida que ahora habita entre sus páginas son polillas y gusanos del papel.
Sus tapas están llenas de huellas de manos que los tocaron en su momento, pero que ya no están para cuidarlos.
Unos más que otros recuerdan el brillo de sus lomos bajo la luz que desprendía las ascuas de una chimenea.
Antes ni el tiempo osaba posarse sobre la fibra del papel que los compone y ahora se convertiran en polvo, quedando desterrados de todo recuerdo.

Besos entre líneas

naia dijo...

y el amor el azúcar.. de vez en cuando..

bienvenido manu,

naia dijo...

hola julián;
en Barna es impresionante, no se puede andar por las calles, que están repletas de gente, puestos de rosas y de libros.. un día muy especial para la ciudad..

por cierto, Barcelona también recibe el nombre de «Ciudad Condal»

besos,

naia dijo...

hola without;
la imagen de los libros descuidados, porque faltan las manos que los amaron es demasiado triste hasta para mí.. creo que mañana por la mañana voy a visitar un par de librerías de lance para comprarlas enteras..

besos desolados,