lunes, 22 de octubre de 2007

Atis Tirma



del fuego surge un archipiélago en medio del océano. Allá hacia el sur, donde moraron los atlantes y ahora lo hacen los bimbaches, menceis, gomeros, guanches y guanartemes.

La tierra es negra como el cabello de sus mujeres. Sus playas de fina arena rubia, tostada por un generoso sol. Sus frutos dulces como el almíbar. Un paraíso en miniatura, ansiado por muchos, pero que todavía no se ha entregado a nadie. Por sus bosques vuela el espíritu del Faycán. Su canto cuenta una leyenda a todo aquel que la sepa escuchar. Por sus barrancos y calles retumba un eco al son del alisio. ¡Atis Tirma! gritan las piedras volcánicas que hace siglos fueron testigos de la masacre de un pueblo. Filtrando en su interior la sangre de guerreros que vivieron y murieron con la dignidad de defender lo que les pertenecía.

Los guanartemes y sus gentes cambiaron los aperos de labranza por armas para repeler el ataque del castellano sobre Gran Canaria. Desangraron al invasor oponiendo una feroz resistencia. Pero poco a poco los defensores fueron cediendo terreno. Adentrándose hacia el interior de la isla, donde la lucha fue encarnizada.

Junto al agua que baja por el Guiniguada rumbo al mar marcharon las almas de los vencidos, hasta quedar tan solo dos hombres en pie: Doramas y otro guerrero guanarteme. Llevaban siendo hostigados varios días por las tropas enemigas. No iban a rendirse, así que ofrecerían un último sacrificio a la Madre Tierra: sus vidas.

Encaminaron sus pasos hacia el Roque Nublo, donde contemplaron por última vez el panorama ante sus pies. Un profundo y escarpado barranco, iluminado a media luz por un sol cálido que se ocultaba lentamente detrás de las montañas. Repiraron el suave aroma a retama, a laurel, sterlizia y tajinaste. Después saltaron al vacío al grito de ¡Atis Tirma! (Tierra Libre).


ronronea: atis

3 maullidos:

MORGANA dijo...

Toda una sorpresa para mí encontrarme hoy, aquí, este relato. Gracias!

Milagros Sánchez dijo...

"Atis Tirma" para cualquier habitante de la Tierra!!
Me ha encantado conocer la historia de estos dos guerreros: Doramas y guanarteme.
Gracias Atis y besos!!

atis dijo...

De la tierra de los mil volcanes, surge la vida en frutos de vid..

Hola Milagros un placer verte por aquí.

Besos para todas!!!