sábado, 26 de abril de 2008

Mediterráneo



¿qué es el Mediterráneo? Mil cosas a la vez. No un paisaje, sino innumerables paisajes. No un mar, sino una sucesión de mares. No una civilización, sino civilizaciones amontonadas unas sobre otras. Viajar por el Mediterráneo es hallar el mundo romano en el Líbano, la prehistoria en Cerdeña, las villas griegas en Sicilia, la presencia árabe en España y el Islam turco en Yugoslavia. Es zambullirse en lo más profundo de los siglos, hasta las construcciones megalíticas de Malta o hasta las pirámides de Egipto. Es encontrar cosas, viejísimas, vivas todavía, que bordean lo ultramoderno: al lado de Venecia, falsamente inmóvil, la pesada aglomeración industrial del Mestre; al lado de la barca del pescador, que es todavía la de Ulises, el pesquero devastador de los fondos marinos o los enormes petroleros. Es, al mismo tiempo, sumergirse en el arcaísmo de los mundos insulares y asombrarse ante la extrema juventud de ciudades muy viejas, abiertas a todos los vientos de la cultura y del progreso, y que, desde hace siglos, vigilan y comen el mar.

(Fernand Braudel)

ronronea:
wanderlust

2 maullidos:

MARISA dijo...

la primennn!! el mediterráneo es una maravilla!! calas, aguas saladas y calientes, aves maravillosas..un paraíso nuestro..

(para bañarme soy atlántica, eso sí)

wanderlust dijo...

hola marisa;
tranquilidad para la vista y fuerza para el cuerpo.. no está mal tu combinación.. :)

besos,