martes, 19 de marzo de 2013

bebamos de la copa de la destrucción



en pleno verano del año 1228, los más crueles jefes guerreros del mundo se reunieron entre los ríos Tula y Kerulen, en Mongolia septentrional. Líderes militares de Persia, China, Rusia y Asia central, la élite de la máquina de guerra mongola, amos despiadados de uno de los más grandes Imperios de la historia con sus respectivos cuadros de oficiales, formaban una concurrencia rebosante de colorido y poder inmisericorde. Les animaban dos propósitos: honrar la memoria de su fallecido caudillo Genghis Khan, el arquitecto del Imperio mongol, y elegir al sucesor designado por éste, Ögedei, su tercer hijo.

Genghis Khan [pronunciado Chinguis Jaan según la wikipedia, aunque yo lo tengo más bien oído como Yinguis Chan] había muerto a consecuencia de las heridas que sufrió al caerse del caballo en el curso de una campaña en China septentrional el año anterior, y sus seguidores llevaron secretamente su cuerpo a través del desierto y la montaña hasta aquel lugar sagrado de Mongolia, no lejos del sitio en que se celebraba la reunión. Los desdichados que tropezaron con el cortejo real fueron asesinados en el momento, como sacrificio ritual, y también para impedir que la muerte del poderoso gobernante fuera conocida en el mundo antes del entierro. Terminado éste, los jefes mongoles y los hijos y parientes del Emperador se dispusieron a elegir al nuevo caudillo, una tarea larga y difícil a causa de la rivalidad ya existente entre los cuatro hijos de Genghis Khan y sus respectivos partidarios.

otra tarea más agradable fue la de recopilar la increíble carrera del más temido conquistador del mundo. Noche tras noche, en las blancas tiendas y en torno a las hogueras, los viejos camaradas y seguidores leales de Genghis Khan recordaron y relataron, para que los amanuenses la escribieran con la bella letra vertical que habían tomado recientemente de los turcos uigures, La historia secreta de los mongoles.

mezcla fascinante de poesía, mitología y reportaje de un realismo inhumano, la Historia secreta cuenta que Genghis Khan nació con un coágulo de sangre, del tamaño de una taba, en la mano. Según La historia secreta, el implacable Genghis Khan mató a su hermano, mayor que él, por haberle robado un pájaro y un pescado. En un lamento conmovedor, que es asimismo uno de los más bellos pasajes de la saga, su madre Hoelun exclama:

Desde el calor de mi matriz
Salió él ferozmente
Con un negro coágulo de sangre en la mano.
¡El nació de mí!
Como un perro salvaje destrozando a dentelladas la placenta
Como un león incapaz de dominar su furia
Como un halcón atacando su propia sombra
¡Lo habéis destruido!


Genghis Khan alcanzó muy pronto la edad viril. Era fuerte y perseverante, astuto y calculador, diplomático y hábil para establecer alianzas. Los jefes de los clanes se ponían a su lado contra las tribus enemigas y admiraban «el fuego en su mirada, la luz en su rostro». Era cruel, pero no carecía de grandeza. Cuando un amigo suyo de la infancia, llamado Jamukha, fue hecho prisionero tras perder una guerra tribal contra Genghis Khan, El Magnífico le ofreció el perdón, a pesar que Jamukha había dado muerte a setenta soldados de Genghis Khan sumergiéndolos en aceite hirviendo. Jamukha rechaza la compasión de Genghis Khan, y éste no tiene más remedio que ordenar con pesar la ejecución de su amigo, según la tradición mongola de no derramar sangre noble sobre el suelo: envolviéndolo en una alfombra y dándole patadas hasta quitarle la vida.

en 1206 ya se había impuesto como líder de todas las tribus mongolas. Totalmente convencido de que el cielo deseaba que todo el mundo se sometiera al dominio mongol, invadió la China septentrional, populosa y rica, incendiando las ciudades que le oponían resistencia y pasando a cuchillo sin piedad a sus habitantes. Consideraba que la resistencia era algo perverso, un acto de rebeldía contra la voluntad divina. Por el contrario, las ciudades que no se resistían recibieron un trato generoso. Aunque no sabía leer ni escribir, Genghis Khan impuso las primeras leyes escritas mongolas, y dictó un código de conducta conocido como Ikh Zasag: pena de muerte por negarse a trabajar, por orinar en aguas potables, por gula. Y también algunas reglas éticas admirables, como honrar todas las religiones, compartir el alimento y respetar a ancianos y pobres.

las hordas mongolas avanzan imparables por China septentrional, Persia, Afganistán y regiones del Asia occidental tan lejanas como Rusia. A la muerte de Genghis Khan, Ögedei, en cumplimiento de la última voluntad de su padre, avanza con un poderoso ejército a través de Asia, penetrando profundamente en el sur de Rusia. Toma Kiev, derrota a los polacos y se dirige hacia Silesia y Hungría. A finales de 1241 se encuentra ya en las costas del Adriático, a las puertas de Europa. Entonces misteriosamente, el 11 de diciembre de 1241, los mongoles comienzan a retirarse. La Cristiandad, aterrorizada, interpreta su salvación como un milagro. En realidad, los mongoles tenían que regresar al lugar sagrado entre los dos ríos para elegir un nuevo líder. Ögedei había muerto. Éste había llegado a despreciar la bebida tradicional de los mongoles, de leche fermentada de yegua, y se había convertido en un fervoroso bebedor de vino. La causa de la muerte, ¡intoxicación alcohólica! Así, la civilización occidental se salvó de perecer gracias a uno de sus más viejos amigos: la uva.

y la gran ironía de la historia: Europa no se salvó. Los descendientes de Genghis Khan abrieron las rutas comerciales a través de las cuales llegaría, ya en el siglo XIV, la gran plaga que arrasó el continente.

más info:
Gengis Khan (el arte de la estrategia)
Gengis Khan, el 'océano de sangre' (planeta sapiens)

ronronea: naia

15 maullidos:

TORO SALVAJE dijo...

De pequeño me fascinaba Genghis Khan.

Me hubiera gustado ser arquero suyo o incluso ahora que lo sé el que preparaba las alfombras para las ejecuciones de los nobles...

Besos.

miquel zueras dijo...

Siempre me he imaginado a Genghis Khan con el rostro de Jack Palance aunque él ya había encarnado a Atila en la pantalla. Hay que destacar de los tártaros la invención del famoso steak.
Muy interesante post, Maslama. Mi más cordial maullido. Borgo.

Amapola Azzul dijo...

Las guerras y las plagas.

Siempre habrá guerras y plagas, ( luchas y enfermedades ) ya sean del cuerpo o del espíritu, ( creo que estoy algo filosófica hoy, lo siento)

Gracias por tu entrada tan completa, besos,Está bien conocer la historia. Abrazo.

Que tengas feliz semana, abrazo.

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Ostras, casi salvados por el vino jijiji!
Muy interesante la historia.
Un besote

Maeglin dijo...

Me ha encantado este post. Y que final lleno de retranca, no sabía que la Peste negra llegase por estos caminos mongoles a Europa. Buenísima la entrada.

Kate Walker dijo...

singular y extraordinaria historia...
estas gatas siempre sorprendiendo gratamente :)

La Kate Andarina

Ico dijo...

Eres una enciclopedia viviente, pero más amena y curiosa, .. Tus anécdotas son siempre muy instructivas.
Apasionante este relato de Genghis Khan...

un beso

DRACO dijo...

una vez leí en el diario que hubo uno que propuso a gengis khan como personaje del milenio.
aquello me pareció curioso y me intrigó un poco.
besos.

Rosana Martí dijo...

Vi una película de su vida y ahí conocí un poco más a este personaje, siempre de un gran hombre que ha hecho historia, hay una leyenda que deja estela.

Muchos cariños gatunos.

Chuan Che Tzú dijo...

Creo que no nos podemos hacer una idea del terror que pudo llegar a inspirar... Esas famosas pirámides de cráneos son una tarjeta de visita dificililla de pasar por alto. ;)

UTLA dijo...

Hola maslama,
Que buena la historia de Gengis Khan, aunque como todo, después de tanto tiempo hay que ver en entre dicho todo lo que se pueda decir de estos personajes que han trascendido lo humano y se convierten en leyenda.
Como Alejandro Magno, Julio Cesar... a veces en una visión romántica los ensalzo como grandes guerreros, y en otras ocasiones, una visión tiránica y despota se me presentan como Hitlers sedientos de terreno y riquezas.
Supongo que en el termino medio queda el buen hacer.
En todo caso, es bonito recordar tantos detalles. ¡ Desconocia que hubieran grabado la historia de Gengis en piedra !
Un placer tener de nuevo ordenador maslama, echaba de menos tan buenos blogs.
Un abrazo y un ronroneo.

Amapola Azzul dijo...

Bello Ronroneo, besos.

naia dijo...

Torito, si el de las alfombras se tenía que encargar también de limpiarlas, después de la ejecución, no sé qué decirte..

Miquel, no puedo imaginar a Gengis Khan con el rostro de Jack Palance, se me antoja demasiado occidental, demasiado americano.. si tuviera que asociarlo a algún papel, creo que sería vaquero, o quizá sargento durante la II Guerra Mundial..

Amapola, hay que seguir luchando, siempre, la lucha sólo se acaba con el último aliento

Luci, por lo que se ve, antiguamente los vicios de los poderosos eran la fortuna de los miserables. Hoy ocurre todo lo contrario, somos los pobres quienes les costeamos los vicios con nuestro esfuerzo y nuestra desgracia

jeje Maeglin, ya imaginaba que a los/as ilustres Senescales y Senescalas que andáis por aquí os gustaría la épica de las estepas.. según la leyenda, la plaga llegó a Europa en el asedio de Jaffa, cuando los mongoles arrojaron por encima de las murallas los cadáveres de sus propios guerreros, infectados. Parece ser que en realidad llegó de forma mucho más progresiva, traída en el curso de aproximadamente diez años por las caravanas de comerciantes que recorrían Oriente, a través de rutas comerciales precisamente protegidas por el Imperio mongol

gracias Kate, como de costumbre, un placer compartir curiosidad y curiosidades :)

Ico, sospecho que en realidad de enciclopedia sólo tengo el polvo y los años, pero gracias de todas formas, un bonito cumplido

Draco, desde luego sería un buen candidato, su impacto sobre la época es difícilmente igualable

Rosana, no tengo claro si fue un gran hombre, desde luego fue tremendamente ambicioso, y un gran guerrero

Chuan, me parece que el terror ha formado parte de la vida cotidiana de las gentes hasta fecha muy cercana, y aún está presente en la mayor parte del mundo. Por desgracia, todavía no resulta tan difícil de imaginar como nos gustaría

SBP, en las guerras no hay términos medios, vences o pierdes, vives o mueres. Supongo que estos personajes son héroes si estás en el bando que empuña la espada, y asesinos si te toca estar entre quienes reciben el espadazo

Shilmulo dijo...

Genghis Khan es uno de esos personajes historicos incomprendidos, siempre ha sido puesto como uno de los malos oficiales de la historia, cuando en realidad fue un gran lider, duro pero justo que fue capaz de unir y "pacificar" a un pueblo belicoso que llevaba siglos matandose a si mismo.

Un gran articulo, me ha gustado mucho el último apunte de la salvación por la uva.

Saludos.

naia dijo...

Shilmulo, los conquistadores no suelen tener buena prensa, quizá porque normalmente imponen su dominio a sangre y fuego. Por otra parte, hablamos de uno de los líderes guerreros más carismáticos de la historia, y resulta fácil dejarse envolver por la épica de las antiguas batallas