sábado, 23 de marzo de 2013

10 árboles peninsulares



EL ALGARROBO es un árbol de hoja perenne y densa copa, que prefiere las laderas secas y pedregosas y da una espesa sombra. Sus azucaradas legumbres toman un color chocolate al madurar, y producen una especie de goma que se emplea en la fabricación de papel, como estabilizador en ciertos alimentos y en bebidas fermentadas. En épocas de escasez, ha servido de alimento a seres humanos y animales. Se cree que San Juan Bautista sobrevivió en el desierto alimentándose de algarrobas.


EL ALMENDRO es el heraldo de la primavera, con sus nubes de flores adornando todo el litoral mediterráneo. España es el principal productor europeo de almendras, que tienen una gran demanda por parte de la industria turronera local. Su aceite, rico en vitamina E, también es muy utilizado en la composición de cremas cosméticas.


EL CHOPO crece rápidamente en los terrenos húmedos de toda la península. Se planta a menudo al borde de carreteras, paseos y caminos. Su madera se usa para hacer embalajes y cerillas.


LA ENCINA, de hoja perenne, es el árbol más común en la península. Las encinas son de larga vida y lento crecimiento. El cerdo ibérico se alimenta de sus bellotas.


EL NOGAL se da en todo el sudeste de Europa. En la actualidad se aprovecha principalmente por sus nueces y el fino aceite de éstas. En otoño, la cubierta carnosa y verde del fruto se arruga y ennegrece, descubriendo la rugosa nuez. El árbol alcanza fácilmente varios siglos de vida, y su oscura madera es muy apreciada en ebanistería y para hacer culatas de armas de fuego largas.


EL OLIVO es propio del clima mediterráneo. De follaje verde plateado, puede tardar en alcanzar su pleno rendimiento treinta o cuarenta años. El aceite de oliva no tiene rival en la cocina, y el orujo (residuo de aceituna molida y prensada) sirve de alimento al ganado y como combustible. La madera es extremadamente dura y difícil de trabajar, pero admite un bello acabado y se emplea para hacer juguetes y otros objetos tallados.


EL OLMO crece siguiendo los cursos de los ríos. Abunda por toda la península, excepto en las zonas bajas del sur. Su madera es fuerte y duradera y no se abre con la humedad, por lo que resulta ideal para puentes, ataúdes e incluso para tajos de carnicero.


EL PINO CARRASCO es un árbol de tamaño mediano, a menudo deformado por el viento, propio de montes y costas. Proporciona trementina de buena calidad.


EL PLATANERO, de origen híbrido, se ve sobre todo en las ciudades. Resiste enérgicas podas, así como el humo, los contaminantes y otros rigores de la vida urbana. Es característico por su corteza teselada, que se desprende en placas. Sus decorativos frutos en forma de bola contienen semillas infértiles en su mayoría, lo que obliga a la reproducción por esquejes.


EL TILO, común en las ciudades, resiste bien la contaminación. Su madera ―pálida, blanda y ligera― resulta excelente para la talla. Se utiliza frecuentemente para hacer lapiceros y cabezales de piano. Con sus flores secas se prepara una infusión, la tila, de conocidas propiedades sedantes. la miel de tilo está riquísima.

ronronea: naia

11 maullidos:

Amapola Azzul dijo...

Me gustan todos los árboles, quizás las encinas tienen tu encanto, los olmos, ..., todos, besos.

buen finde.

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Me encantan los almendros! Cuando tienen la flor blanca son tan bonitos...*_*
Por aquí hay olivos para hartar y lo peor de todo es que soy alérgica a ellos. En primavera es insoportable.
Un besote

DRACO dijo...

mientras más árboles haya, ¡mejor!, pues los chinos desforestan 20 millones de árboles de los bosques chinos que se convierten en 80 mil millones de pares de palillos descartables.
al menos ya no se usa madera para hacer barcos.
besos.

Clementine dijo...

Una de las cosas que más me gustan en este mundo son los árboles, me gustan además todos, me parecen una auténtica maravilla natural. Así que me ha encantado esta entrada, interesantísima por lo que cuentas en ella y preciosa en su conjunto. Gracias, naia. Un saludo.

TORO SALVAJE dijo...

Adoro los árboles.
Si hay más vidas yo quiero ser árbol.

Besos.

Kate Walker dijo...

Sumo a este post, el Haya... siempre he sentido predilección por estos espacios...

http://es.wikipedia.org/wiki/Fagus_sylvatica#Pen.C3.ADnsula_Ib.C3.A9rica

Srayomismamismamente dijo...

Me encantan los almendros y los cerezos en flor!! Vivo en una zona muy agraria y la verdad sq es normal ir por la carretera y no ver ni un arbol. Menos mal que ahora les obligan a poner arboles según la extensión de su parcela agraria... Lástima también del olmo, que al menos en Castilla y León hace unos años enfermó y se cortaron los árboles enfermos para evitar la propagación del hongo causante. Lo más gracioso es que también cortaron los sanos asique ya no comprendo que pretendían. Si era extinguirlos en esta zona lo han logrado...

UTLA dijo...

Hola maslama,
¿ Y esta nuevo afición tuya ? :-)
El Almendro es de los que más me gustan, porque anuncia la primavera con esas flores tan bonitas y porque su fruto es bien rico.
Y el olivo siempre me ha gustado esa madera tan extraña que posee.
Eso si, los plataneros podrian haber crecido en otro lugar, porque andfa que para los alérgicos nos traen de cabeza con el "mal tiempo" de la primavera. Aaaachis...
Bonitas imagenes maslama, yo creo has acertado con la entrada porque a todos nos gustan los arboles.
Un abrazo maslama y un ronroneo.

María del Mar dijo...

Qué lindo almendro, qué bellos todos y pensar que tantas veces pasamos por su lado sin apreciarlos... la naturaleza tiene una magia sin igual.

Saludos! lindo blog.

Maeglin dijo...

Qué hermosos y nobles me parecen todos ellos! El almendro en los nuevos desarrollos urbanos está omnipresente en las escasas zonas verdes que diseñan por su toque de color en el paisaje. Recuerdo en un viaje por Francia ver un Cedro centenario, regalo del gobierno libanés, tan grande como un bloque de pisos. Sentí mucha emoción y reverencia. Hay que cuidar los arboles y bosques, ponerlos en el lugar que merecen.

naia dijo...

Amapola, comparto tu gusto por encinas y olmos, y en general por todos los árboles

¡vaya Luci, lo siento! según tengo entendido, tu tierra es un paraíso de olivos..

Draco, no tenía ni idea, un dato bien triste.. los seres humanos, demostrando (una vez más) que somos el virus de este planeta, y un virus muy muy virulento

gracias Clementine, a mi también me encantan. Si se les mira durante tiempo suficiente, pareciera que cada uno tiene su propio carácter, no sólo por la variedad de sus formas y marcas, sino incluso por la manera de moverse al viento

Torito, una forma noble, aunque peligrosa, por lo que se ve puedes acabar hecho palillos :P

Kate, por supuesto sumamos el haya, ¡reconozco que ha sido un olvido imperdonable!

Sra, ¡a saber lo que pretendían! aunque me da por sospechar que nada bueno.. hoy día, de los miserables que nos gobiernan se puede esperar cualquier cosa (y lo digo independientemente de cualquier ideología)

jeje SBP, no es una afición nueva, sencillamente hasta ahora no la había mencionado, como tantas otras (que ya irán saliendo :)) es curioso que a (casi) todxs nos gustan los árboles y la Naturaleza en general, pero no somos capaces de frenar el salvaje proceso de deforestación a nivel planetario

María del Mar, gracias por tu comentario, eres muy bienvenida a esta gatera

Maeglin, totalmente de acuerdo contigo, hay mucha belleza, y también una enorme nobleza en los árboles. Cuando nos faltan alrededor, desaparecen las estaciones, desaparece la primavera