martes, 12 de marzo de 2013

monumento al amor



la reina Mumtaz nació en 1593, hija de un noble persa. Se llamaba Arjumand y, según la leyenda, era extraordinariamente bella. A la edad de quince años se prometió en matrimonio al príncipe Khurram ―el futuro Emperador Shah Jahan― y un lustro después, el 20 de mayo de 1612, se celebró la boda en la fecha determinada por los astrólogos. El enamorado príncipe confirió a su esposa el título de Mumtaz Mahal («Predilecta del Palacio»). El nombre de su sepulcro ha pasado a la historia en una distorsión de este vocablo: Taj Mahal.

la pareja tuvo catorce hijos, de los cuales únicamente sobrevivieron siete. Cuando murió el Emperador Jahangir, padre de Khurram, éste subió al trono. Su primera orden fue la ejecución o el exilio de todos sus parientes masculinos, para prevenir una más que probable usurpación. Así comenzó un reinado que, a lo largo de 31 años, se caracterizó por una administración pacífica y ordenada, construcciones magníficas, estímulo a las artes y una espléndida extravagancia que asombró a los diplomáticos europeos en la Corte.

de repente, en junio de 1631, sobrevino la tragedia. Mumtaz Mahal murió de parto. El Emperador quedó desolado. Prohibió la música en la Corte, dejó de vestir túnicas de vivos colores y chales recamados, y guardó luto de riguroso blanco. Durante algún tiempo se negó a aparecer en público. «El rey ha decidido construir un sepulcro para su esposa fallecida, la reina Tage Mahal, a quien amaba tiernamente», escribió Peter Mundy, un inglés que se encontraba por aquel entonces en la India. «Será algo que supere todo lo conocido».

veinte mil trabajadores fueron empleados para el Taj, cuyas obras se iniciaron en 1632 y no finalizaron hasta veintidós años después. Escultores, lapidarios, artistas en taracea y pintores al fresco llegaron de todo el país y de más allá: el tallista de flores, desde Bukhara, en el Asia Central; el constructor de cúpulas, Ismail Khan Rumi, desde Constantinopla. Fue contratado el mejor calígrafo de la época, Amaret Khan Shirazi. Los especialistas, largo tiempo intrigados ante la identidad del arquitecto, coinciden por fin en afirmar que fue Ustad Ahmad, de Lahore. El mármol salió de las canteras de Makrana y Raiala, en el Estado de Rajastán; también de Rajastán llegaron granates, y el lapislázuli de Ceilán. En total se usaron más de cuarenta variedades de piedras semipreciosas, incluyendo turquesas del Tibet.

el Emperador Shah Jahan sobrevivió 35 años a su esposa, pero no tuvo un final feliz. Sus hijos, los hijos de Mumtaz Mahal, lucharon duramente por el trono. El astuto Aurangzeb resultó victorioso y encarceló a su padre en el fuerte de Agra. Allí, a menudo sufriendo privaciones, atendido solamente por su hija Jahanara, Shah Jahan pasó los últimos siete años de su existencia, consagrado al rezo y a la meditación. La prisión estaba ubicada tan solo a unos cientos de metros del Taj Mahal, de modo que el príncipe pudo contemplar a diario el sepulcro de su amada esposa hasta el día de su muerte, en enero de 1666.


ronronea: naia

18 maullidos:

DRACO dijo...

reflexionando sobre los tiempos actuales, uno podría decir que aquel tipo de amor está en clara extinción
la de ellos fue una vida intensa.
besos.

natsnoC dijo...

Según las leyendas siempre son extraordinariamente bellas. Conocía la historia porque me la contó el guía cuando fui allí hace unos años.

El Taj Mahal es una de las cosas más bonitas que he visto nunca. India por el contrario despertó sensaciones muy contradictorias, con la pobreza y la masificación. Tan contradictorias como las noticias que últimamente llegan de allí.

TORO SALVAJE dijo...

Que familia tan maja eh?

Cuando yo muera no tendré ni una maceta.

Saludos.

Alson dijo...

Gracias a las extravagancias, hoy tenemos maravillas...

Chelo dijo...

Conocia la historia pero siempre gusta recordarla.
Sabes que mi hijo hizo un viaje por la India y el dia que le tocaba vistar el Taj Mahal no pudo ir por estar ingresado en un hospital a consecuencia de una gastroenteritis?
Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

!! que triste¡¡

Interesante documentación encierra la historia de los Monumentos. besos.

Maeglin dijo...

Me pregunto si será menor el amor o el duelo de aquel que no dispone de 20.000 obreros para hacerlo notar al Mundo. Sospecho con fuerza que no.

PULGACROFT dijo...

Conocía más o menos esta historia pero no el final tan triste del emperador.
El Taj Mahal es una de las construcciones más bellas del mundo. Me encantaría visitarla, quizás algún día. De momento le tengo en el fondo de la esfera de uno de mis relojes. Siempre me encantó.
Saludos!

Kate Walker dijo...

monumento al amor y con un amplio número de leyendas e hipótesis a su alrededor...

un lugar mágico.

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Oh, el Taj Mahal! Yo ya conocía esta historia, es verdad que es muy triste, pero es tan, tan romántica *_*
Un besote

Javi Signum dijo...

Que gran historia de amor y que gran obra de arte gracias a él, que podemos disfrutar en nuestros tiempos.
Besos.

ISABEL dijo...

La historia bellísima y la narración más que bella. Para empezar.
El Taj Mahal es un sitio precioso y muy emblemático, que no creo que vea nunca porque la India me produce cierto rechazo. Bueno, lo que me han contado los que la han visitado y me conocen bien, dicen que no soportaría el ambiente y demás, que volvería deprimidísima o que me quedaría allí tipo madre Teresa (yo no me veo en esto último, pero en fin).
Pero vuelvo al Taj Mahal, siempre que veo una foto o alguien habla de ello ¡prepararos y no lo consideréis una frivolidad!: me acuerdo de la fotografía a solas que se hizo Lady D, en uno de sus viajes.
Y es que en Londres la conocí y hasta tuve la oportunidad de hablar con ella unos segundos: en un lugar donde yo solía desayunar y ella tomar un zumo de naranja después de ir al gimnasio que por lo visto estaba cerca (ella iba con ropa deportiva): el bar que está en el ático de los almacenes Harvey Nichols en la calle Knightsbridg, cerca del hotel donde me solía alojar cuando iba a ver a mi hija "la alternativa" que estuvo allí estudiando casi 3 años.
Por último y por curiosidad os diré que las fotos no le hacen justicia: era guapísima, con unos increíbles ojos azules como no he visto en mi vida y sumamente educada, correcta y amable y sonriente con todo el mundo que la miraba de reojillo (lo bueno que tienen los ingleses, nadie se dirigía a ella ni la miraba directamente) salvo mi hija, la alternativa y española, que debía tener por entonces 20 ó 21 años y que alucinaba en colores.

ISA
www.sopasyletras.com

miquel zueras dijo...

Tremenda historia. Algunos humanos se comportan como los leones: eliminando los miembros masculinos para hacerse los dueños de la manada. Ronroneos. Borgo.

atis dijo...

La historia de lo que simbolizaba la conocía... de siempre ha merecido mi mayor admiración más si cabe siendo un monumento funerario.

Siempre se ha dicho que por amor o por odio somos capaces de grandes obras como está o de la mayor atrocidad imaginable.

Besos bramanes

Rosana Martí dijo...

Una preciosa historia, me ha encantado y es que el amor.....

Besitos gatunos y feliz finde.

naia dijo...

Draco, ¿quién sabe como se mide la intensidad del amor? (ni de nada, by the way)

natsnoC, no puedo entender todas esas violaciones. Los hombres indios que he conocido han sido tranquilos y gentiles

Toro, por mí, como si tiran mi cuerpo a una cuneta, total no me voy a enterar..

Alson, a fin de cuentas, ¿qué es el arte sino pura extravagancia?

Chelo, como podrás imaginar no lo sabía, lo siento, confío en que a pesar de todo tu hijo se haya recuperado rápido y bien, y que pudiera disfrutar del resto del viaje

naia dijo...


Amapola, empiezo a sospechar que detrás de cada piedra hay una historia de amor y/o de sangre

Maeglin, que yo sepa aún no se ha inventado un termómetro para el amor, pero hay que tener mucho dinero o talento para que tu amor se convierta en un legado para la Humanidad. Dicen que también sirve hacer hijos y plantar árboles, y para eso no hace falta ni dinero ni talento

Pulgacroft, ¡tantas cosas interesantes puede haber en el fondo de la esfera de un reloj!

Kate, empiezo a sospechar que la historia se cosecha de lo que suponemos, de nuestras esperanzas y nuestros miedos

Lucía, ¡claro que sí! ¡reivindiquemos en romanticismo! entre todas las emociones, la más desprestigiada y, quizá, una de las que nos ofrecen un consuelo más inocente e inofensivo

naia dijo...

Javi, tu comentario me ha dejado un rato pensativa.. pensaba que el auténtico monumento al amor es tener el valor, y la constancia, de despertar cada día al lado de la persona a quien has declarado tu amor

Isabel, no simpatizo en absoluto con la figura de Lady Di, deseo que se haya reencarnado en una matrona cargada de hijos, en cualquier país del Tercer Mundo

jajaja Miquel, no es prerrogativa masculina, cualquier mujer con afán de poder se comportará exactamente igual

atis, ¡qué duda cabe! por muy elaboradas que sean las excusas, al final somos rehenes de nuestras pasiones

Rosana, ¿qué podría decirte sobre eso del amor, que ya no sepas?