lunes, 12 de enero de 2015

Je suis Charlie Hebdo



la imagen que encabeza este post no está dedicada únicamente a Charlie Hebdo. También está dedicada a los millones de musulmanes, judíos y cristianos que han tenido la generosidad ―y en muchos casos, la valentía― de cerrar filas en torno a los miembros de Charlie Hebdo, fallecidos y supervivientes, a pesar de que esta publicación ha hecho todo lo que estaba en sus manos, a lo largo de los años, para ofender creencias que no compartía ni comparte. Las creencias religiosas, ideologías políticas, distintas opciones sexuales y en general cualquier diferencia son hechos protegidos por las Constituciones de toda democracia que se precie de tal, y es en defensa de esta idea por lo que quienes creemos en la democracia y en la libertad nos posicionamos hoy en torno a Charlie Hebdo, contra el pensamiento totalitario y la política del tiro en la nuca.

quisiera añadir algo sobre el asalto al supermercado kosher. El pueblo judío ha vivido en Europa desde la Diáspora con discreción y laboriosidad. Su aportación en todos los ámbitos ―especialmente en el de la ciencia y la cultura― ha sido inconmensurable, y su integración tan ejemplar que en muchos casos ellos mismos llegaron a considerarse ciudadanos de pleno derecho del país en el que residían, a pesar de las innumerables humillaciones, discriminaciones, persecuciones y asesinatos que jalonan la historia europea. Pero como si de alguna extraña maldición se tratara, a todos los locos y fanáticos de este mundo les da contra los judíos.

las familias que estaban comprando el viernes comida kosher, para celebrar el sabbath, con toda probabilidad no tienen nada que ver con el Estado de Israel, sólo son ciudadanos franceses brutalmente atacados en la rutina de sus vidas. Hoy los supervivientes viven con un miedo que los gentiles no quieren o no pueden ver, porque no es lo mismo morir por casualidad, por estar en el momento y en el lugar equivocados, que morir porque han ido a buscarte a tu casa para matarte. Todos los asesinatos son horribles e injustificables, pero hay asesinatos que implican una amenaza muy concreta y real para los supervivientes, una amenaza ni buscada ni en muchos casos asumida, sólo por existir.

y para terminar, también quiero decir que cada atentado fortalece el Estado de Israel, cada atentado demuestra la necesidad de un Estado propio, con una sociedad, unas leyes y un ejército propios, un refugio vamos. Los judíos llevan siglos sufriendo persecución y muerte y ni tan siquiera el horror del Holocausto logró cambiar las mentalidades. El pueblo judío ya ha tenido suficiente, ya sabe lo que puede esperar de la hospitalidad de otros países, en especial de los europeos y, en los últimos tiempos, de la mayoría de los países islámicos.

PD. sobre los límites del humor

ronronea: levina

7 maullidos:

Amapola Azzul dijo...

Ningun pueblo debería de vivir oprimido, besos.

Juli Gan dijo...

Ninguna muerte tiene justificación. Por desgracia, algunos actos provocan otros tan lamentables como los del origen que son fruto del odio que se fomenta desde los medios. Esto, que pasó después del atentado a Charlie Hebdo no sale: http://www.eldiario.es/internacional/Oleada-ataques-Francia-mezquitas-musulmanes_0_343665933.html

La democracia ampara nuestras libertades, hasta el momento que, aprovecha ciertos lamentables incidentes para, en nombre de nuestra seguridad y fomentando nuestro miedo, nos cercena de cuajo las mentadas libertades para poder controlarnos más a gusto. Hasta te da por pensar que nos han mentido en la autoría del atentado.

miquel zueras dijo...

¡Bravo, Maslama! Ya me gustaría que todo el mundo tuviera la mente tan abierta como tú!
Saludos y maullidos.
Borgo.

Madame Butterfly dijo...

Porque todos queremos a los islámicos... y a los gitanos... y a los kurdos. Sobretodo en la tierra de la igualdad, la libertad y la fraternidad. Ah y también queremos mucho mucho a los palestinos.

UTLA dijo...

Estimada Maslama,
.-<
Ante el odio..."Sólo existe el amor".
Un abrazo y un ronroneo maslama.

levina cat dijo...

Madame Butterfly, el respeto se gana, no viene de serie, y querer, queremos a los nuestros.. y claro, como somos humanos, también tendemos a querer más a quienes no nos ponen burkas ni nos cuelgan de una grúa por nuestra religión o nuestra nacionalidad

Scarlet2807 dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo, la discriminación sea por el motivo que sea es una de las peores lacras de la sociedad...
Besitos en el alma
Scarlet2807