lunes, 13 de enero de 2014

el juego del profeta




la raza humana, a la que tantos de mis lectores pertenecen, se ha dedicado a juegos infantiles desde el principio, y es probable que siga haciéndolo hasta el fin, lo cual es un fastidio para las pocas personas que alcanzan la madurez. Y uno de los juegos que más le divierten se llama «No desveles el futuro», y también (entre los campesinos de Shropshire, sin duda) «Estafa al Profeta». Los jugadores escuchan con atención y respeto todo cuanto predicen los hombres inteligentes para la próxima generación. Después esperan a que todos los hombres inteligentes se hayan muerto y los entierren como es debido. Y entonces van y hacen otra cosa. Esto es todo. Sin embargo, para una raza de gustos sencillos es una gran diversión.

porque los seres humanos, al ser niños, tienen la testarudez y la reserva infantiles, y nunca, desde que el mundo es mundo, han hecho aquello que los sabios consideraban inevitable. Se dice que apedrearon a los falsos profetas; pero podrían haber apedreado a los profetas verdaderos con un placer mayor y más vindicativo. Individualmente, los hombres pueden presentar un aspecto más o menos racional, comiendo, durmiendo o conspirando. Pero la humanidad en su conjunto es veleidosa , mística, inconstante y encantadora.

(G.K. Chesterton, El Napoleón de Notting Hill, 1904)


ronronea: levina

13 maullidos:

TORO SALVAJE dijo...

Y ahora que no hay profetas la humanidad se vuelto loca.

Besos.

Kate Walker dijo...

Profeta desesperante: Y en verdad os digo, que habrá rumores de que las cosas van mal. Y se producirá una gran confusión entre las gentes. Y nadie sabrá dónde está nada. Y nadie sabrá dónde están... esas cositas que llevan una base de rafia y una especie de correa. En esa hora, el amigo perderá el martillo de su amigo. Y los jóvenes no tendrán ni idea de... de dónde están las cosas que sus padres... que sus padres habían guardado allí la noche antes, a eso de las ocho. Está escrito en el libro de Ovadiel. ¿Alguien lo ha leído?
La Kate

Ico dijo...

Maravillosa cita, ..En esta oscuridad reinante hace falta recordarnos de vez en cuando nuestra verdadera esencia…nadie es profeta en su tierra, nadie hizo caso a Kasandra..
un saludo

Amapola Azzul dijo...

vaya¡¡, me gustó el post.
Un beso.

DRACO dijo...

pero, si nadie es profeta en su tierra, ¿qué pueden esperar los que no son del lugar?

besos

Chuan Che Tzú dijo...

A veces, ni siquiera se esperan a que los grandes profetas estén muertos y enterrados para hacer cualquier otra cosa distinta de lo profetizado. Lo cual, por otro lado, no evita que los profetas sigan siendo considerados "grandes expertos y asesores" y cobren un pastizal por sus duchos consejos...

Un día de estos, igual aprendemos la lección de que el futuro es (demos gracias a los dioses por los pequeños favores) "terra incógnita"...

;)

Lucía_lamiradadeluci dijo...

A más de un profeta deberíamos apedrear ahora...(qué agresiva estoy hoy, no os asustéis, yo no soy así :P)
Un besote

Maeglin dijo...

Lo doloroso es que nadie ya aspira o ansía un profeta de cualquier corte ni tan siquiera un futuro me temo. En nuestra mediocridad hemos elevado a sumos pontifices del carpe diem a personajes irrisorios que gozán de horas y horas en TV o Internet. Estos Popes de lo inmediato son a los que se ama o lapida sin necesidad de buscar transcendencia en su mensaje o actos.

Marcos Callau dijo...

Los profetas no predicen y los poetas no escriben, se dice. Bueno, está claro que, al menos, tendremos que creer en lo que dixce Chesterton..."que la humanidad es encantadroa" aunque tengamos tantos ejemplos para pensar totalmente lo contrario. Buenas noches.

Chelo dijo...

Bueno eso de que ahora no hay profetas, es un decir no? Pues cada dos pasos te sale alguien que te dice lo qu epasará dentro de cien años.

Muy interesante tu entrada. Un abrazo

miquel zueras dijo...

Para falsos profetas los cómics de ciencia ficción de mi infancia. Encontré hace poco un "Vampus" de 1976 donde aparece una historieta ambientada en el 2010 con robots por las calles y todos viajando por tele-transporte.
Simpre es bueno recordar las citas de Chesterton.
Maullidos nocturnos.
Borgo.

levina dijo...

Torito, ¿pero alguna vez estuvo cuerda?

jeje Kate, el Profeta Desesperante dice que las cosas van mal, y el Político Desesperante que van bien, o por lo menos mejor.. ¿a cuál creemos, al loco o al malvado?

Ico, en esta oscuridad reinante quizá mejor no recordar nuestra esencia, que el panorama ya es suficientemente deprimente :)

Amapola, gracias por tu visita, y por comentar, me alegra que te gustase el post, un beso

Draco, ¡oh, nos encantan los que no son del lugar! de hecho los preferimos, y cuando más lejanos mejor. Por ponerte un ejemplo, aquí resulta de lo más sofisticado y moderno interesarse por el budismo o el hinduismo, en cambio el catolicismo se considera conservador y retrógrado

Amigo Chuan, esos doctos asesores que mencionas cobran tan solo por hacer previsiones, no pretenderás que encima se cumplan..

levina dijo...

Luci, cada piedra que no se tira se guarda en la memoria y en el corazón, hasta que no aguanta más peso y estalla, normalmente de manera sangrienta y descontrolada. Esto ocurre cada cierto tiempo, y es una profecía que confío nunca se cumpla :)

Maeglin,estoy de acuerdo contigo en que los modernos medios de comunicación tienden a igualarnos, en la mediocridad. Y está bien que aún queden personas conscientes de ello, de su bajo nivel y escaso valor

Marcos, supongo que para encontrar ese encanto que menciona Chesterton hay que bajar a lo cotidiano..

Chelo, ¡pues sí que nos va a dar trabajo llevar la contraria a todos!

Miquel, de hecho El Napoleón de Notting Hill es una parodia de las novelas distópicas de la época, especialmente las de Wells