sábado, 16 de febrero de 2013

la ideología y la risa



en una entrevista aparecida en la revista Actuel (abril, 1972) preguntaron a Saul Alinsky: «¿Ha sido usted seducido alguna vez por una ideología?» A lo que Alinsky contestó: «No, he ido siempre a tientas, siempre buscando. En los años treinta acudíamos al socialismo que debía traer infaliblemente el paraíso en la tierra, pero yo tenía demasiado sentido del humor para aceptar esquemas dogmáticos. La ideología y la risa no hacen buenas migas, y mis amigos comunistas no reían jamás. Para adherirse a una ideología hace falta creer profundamente en una verdad primera que yo no poseo. Para mí la verdad es relativa. ¿Con tales principios cómo diantres podría adoptar una ideología? Cuando se está firmemente convencido de que el poder pertenece al pueblo se organiza a la gente para luego ser ellos quienes lo ejerzan. Esa es su ideología. ¡Hay que dejar ir a la gente donde ella quiera!»

ronronea: levina

16 maullidos:

DRACO dijo...

tal vez su sentido del humor lo haya hecho ser un diletante como para no tomarse en serio cualquier ideología.
el estar en contra de cualquier ideología política o religiosa, también es tomar una posición.

un beso.

TORO SALVAJE dijo...

A mí me da risa también.

Besos.

Rosana Martí dijo...

Yo parezco tonta siempre con la sonrisa en la boca, con eso te lo digo todo.

Besitos y muchos cariños.

Ico dijo...

inteligente el señor, hay que creer en una base, no lo conocía, algún historiador supongo, .. es cierto, no hay humor en los políticos generalmente..
besos

miquel zueras dijo...

Yo creo que el humor ha de tener un punto transgresor y no depender nunca del gobierno de turno. Maullidos. Borgo.

levina dijo...

Draco, nuestro idioma, quizá por nuestra tradición católica y autoritaria, se queda corto para expresar ciertos conceptos. Por ejemplo, si crees en algún dios eres «cristiano, musulmán, budista, etc», y si no crees en ninguno eres «ateo», no existe ninguna palabra para quien no se define en este sentido, ni cree ni deja de creer, por ejemplo porque no le interesa el tema o porque dice «ya me enteraré cuando me muera». Lo mismo ocurre en política, si crees en algún sistema ideológico eres «de derechas o de izquierdas», y si no te interesas por la política o no crees en ella eres «apolítico». No existe un término para quien, creyendo en la política como estructura organizativa, no cree sin embargo en ningún sistema político de los que se proponen, como es el caso.

creo que alguna vez ya he comentado que este es un país de fanáticos. El fanático local se adhiere a una ideología y la defiende a capa y espada, independientemente de las actuaciones de quienes representan esa ideología. Y no se aceptan críticas, si te metes con los conservadores eres «rojo», si te metes con la izquierda eres «facha», siempre te ubican contra algo, el pensamiento crítico independiente no está permitido.

Torito, la risa es el mejor antídoto contra el miedo. Creo que por eso no les gusta a los políticos, porque sus discursos se basan en el miedo (y el miedo y el odio son primos hermanos)

Rosana, pues mira, más feliz serás, y más feliz harás a quienes te rodean

Ico, Alinsky fue un activista profesional, para mi el más grande hasta el momento. Te pondría un link a alguna biografía, pero curiosamente su biografía no está traducida al español en la wikipedia, y apenas hay información sobre él en castellano, a pesar de ser de estudio obligatorio en cualquier Facultad de Ciencias Políticas que se precie de tal. Obviamente, en este país a nadie que tenga poder le interesa que se difundan las ideas ni los métodos de Alinsky, ni a la derecha ni a la izquierda, que eso de ejercer poder sólo para lograr el bien común, sin sacar tajada, no está bien visto por aquí. Supongo que acabaré publicando un post sobre su vida y su obra, lo dejo en la (enorme) lista de pendientes

Miquel, a mi personalmente los chistes que me hacen gracia son los que muestran una parte de realidad, tal como yo la veo. Como dice una amiga, los chistes que tienen «broma con parte de broma»

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¿Algo así como libre albedrío? Me gusta este señor XD
Un besote

ISABEL dijo...


A mi me parece, en este fragmento de Saul Alinsky que confunde un poco churras con merinas, pero hablo sin mucho conocimiento, a decir verdad.


ISA
sopasyletras.com

Amapola Azzul dijo...

Un tipo serio este Saul, ALisnki...

Bueno, ahora sigo, besos.

Amapola Azzul dijo...

Volví. :), :), :).

Besos.

Me agradó tu post.

feliz fin de semana.

natsnoC dijo...

¿No había dejado yo aquí un comentario? Estaba convencido de que sí.

No conocía a Saul Alinski, pero completamente de acuerdo en que parece que para ser de una ideología hay que creer que ésta es algo así como la verdad absoluta. Aún más, que las contrarias son el infierno en vida.

Yo no soy de ideologías, sino de medidas, ideas y propuestas concretas independientemente de colores.

PEPE CAHIERS dijo...

El sentido del humor es independiente, tanto que hasta es capaz de reírse de la muerte.

Maeglin dijo...

Siempre se ha dicho que para desmontar cualquier postura nada mejor que el humor como arma. Al ridiculizar al oponente le dejas desvalido y sin atractivo para los que pudieran escucharles.

levina dijo...

Luci, salvo por su distanciamiento con el socialismo no está teorizando, realmente sus acciones solían tener un cariz humorístico y se negaba a intervenir si no estaban protagonizadas por la comunidad afectada. Te pongo un ejemplo: en un conflicto racial en Rochester, Alinsky compró cien entradas para un concierto sinfónico, que era foco social para las clases blancas acomodadas de la ciudad, y mandó a cien negros impecablemente vestidos que se habían inflado previamente de habichuelas, con el resultado previsible. La presión social (según el propio Alinsky, de las propias esposas de los blancos, que no pudieron soportar el bochorno, y entiendo que tampoco el olor) provocó que la comunidad negra lograra sus propósitos

Isabel, hoy se discute la influencia de Alinsky en la campaña de Obama, estamos hablando de una figura política de primera línea. Si te parece que Alinsky no tiene conceptos políticos claros, hubiera sido interesante que te extendieras un poco y explicases la confusión

jejeje Amapola, muy serio, en efecto, y me parece que también un visionario muy valiente para la época, criticando el dogmatismo de los comunistas en un entorno de resistencia, en los EEUU y en plena Guerra Fría

natsnoC, no puedo estar más de acuerdo contigo, es impresionante el poder de la propaganda, como aún hay gente obcecada en defender a unos o a otros, como sendos representantes de no-se-qué. Tras varias décadas de bonanza económica, con Gobiernos de izquierdas y derechas, sólo han dejado un panorama político de incompetencia y corrupción, y un país destrozado. Y lo peor (si se puede hablar de lo peor después de ver ancianos suicidándose antes que los echen de sus casas) es que todo esto va directamente contra la credibilidad de la Democracia, siembra dudas sobre su viabilidad como sistema político, y la alternativa a la Democracia ya sabemos todos cual es

Pepe, la muerte siempre ríe la última

Maeglin, el humor puede ser un arma cruel, que puede dar la victoria a quien no lo merece, ya que no se basa en el diálogo ni en razones, sólo persigue la humillación del contrario

ISABEL dijo...


LEVINA: no digo que Alinsky no tenga "conceptos políticos claros". Ya dije en mi post que hablo sin mucho conocimiento de este señor, pero el párrafo, sin leer el texto entero, me confunde en un primer y segundo momento. Por eso digo lo de las churras y las merinas. Pero te doy las gracias porque has despertado mi interés y leeré sobre él.

ISA
www.sopasyletras.com

levina dijo...

te recomiendo mucho su Manual del agitador para una acción social no violenta, no está en las librerías, pero a veces se puede encontrar en formato PDF por Internet