jueves, 17 de enero de 2013

sobre Jodie Foster y eso




estos días el colectivo lésbico anda dando palmas con las orejas porque Jodie Foster, en el discurso de recogida de los Globos de Oro, «ha salido por fin del armario». En las gatas no somos demasiado dadas a la prensa rosa, pero como el asunto tiene bemoles hoy le voy a dedicar unas líneas.

es sabido que durante su juventud Jodie frecuentó abiertamente los ambientes lésbicos ―a comienzos de los 80, siendo estudiante en Yale, solía acudir a las fiestas acompañada de sus girlfriends―, pero en 1985, cuando regresó a Hollywood, se adaptó a las reglas de la industria y ocultó su homosexualidad. Su carrera en el cine sólo logró despegar tras protagonizar el papel de víctima de una violación en la película Acusados, por la cual obtuvo el Oscar a la mejor actriz en 1988. Ahora estaba en el centro del huracán, pero Jodie tenía buenos motivos para proteger su intimidad, además de sus tendencias sexuales: en 1981 un fan desquiciado llamado John Hinckley disparó a Reagan, según declaró posteriormente, «para impresionar a Jodie Foster», a quien idolatraba desde su interpretación de una niña prostituta en Taxi Driver.

sin embargo, al estreno de El silencio de los corderos la determinación de Jodie de defender su vida privada no sirvió de nada frente a la furia de la comunidad gay y lesbiana, que interpretó el personaje del psicópata transexual como una figura homófoba. El 20 de febrero de 1991, un individuo llamado Michelangelo Signorile abrió el fuego en su columna de la revista gay
OutWeek: «si tu lesbianismo es tan sagrado, tan privado como para infringir tus malditos derechos si se menciona en público, lo menos que puedes hacer es abstenerte de protagonizar películas que insultan a esta comunidad. ¿Es eso mucho pedir de ti? Contra Ted Levine, el actor que interpretaba a Buffalo Bill no dijo nada, ni tampoco contra el director, ni contra ningún otro actor. Jodie monopolizó toda la furia de estos fanáticos.

más perlas del tal Signorile: «cada vez que Jodie Foster se folla a su novia, me siento como si me estuviera golpeando en la cabeza. Ella está encerrada en su gran casa de California, mientras a mi me golpean en las calles. Ella se beneficia de todos los privilegios de esta cultura heterosexual porque pasa, porque tiene el aspecto, porque tiene el dinero. Es nuestra propia homofobia internalizada lo que nos hace amarla. Podemos incluso llegar tan lejos como para ponerla en un pedestal feminista. ¿De dónde sale esa idea? ¿Cuándo fue la última vez que la he visto en una manifestación por el derecho al aborto, o luchando por las mujeres o por cualquier otra causa, como el movimiento gay-lésbico? Ella no es feminista. Una feminista pone a las mujeres primero y defiende a las mujeres, a todas las mujeres. Y eso incluye a las lesbianas.»

en suma, que por ser mujer, lesbiana, actriz de éxito, no activista, y por protagonizar una película que no les gustó, Jodie Foster se convirtió en el chivo expiatorio de toda la homofobia e injusticia del mundo mundial. El resto de la historia es conocido: los medios de comunicación se hicieron eco del debate y sobre todo del cotilleo (que es bien sabroso, y más en aquella época), grupos de activistas homosexuales se apostaron a las puertas de los cines por todo el país con pancartas alusivas a la sexualidad de Jodie, y en poco tiempo la noticia de su lesbianismo se había extendido por todo el globo. Como consecuencia su carrera se vio truncada, la actriz pasó al cine independiente y producciones menores, no volvió a protagonizar ninguna superproducción de Hollywood al nivel de El silencio de los corderos, y por supuesto nunca más le dieron un Oscar.

he escuchado con atención el último discurso de Jodie Foster y me parece que fundamentalmente no dice nada que no se supiera, y una vez más lo que lleva reivindicando durante tres décadas, que se respete su vida privada. Pero esta vez las mismas lesbianas radicales que se consideran con derecho a sacar del armario a patadas a quien les venga en gana ―que si no se puede ser otra cosa, siempre se puede hacer vida y profesión del lesbianismo― la ríen encantadas la gracia. Tanto pedir libertad y respeto y así aplican ciertas lesbianas y gais radicales la libertad y el respeto, sólo cuando la gente hace lo que a ellxs les parece conveniente.


ronronea: levina

17 maullidos:

Alson dijo...

Estoy muy cansada de decir a quien quiere escuchar (y a quien no), que cada cual es muy libre de vivir su intimidad como quiera, sea famosa actriz o la panadera del barrio, sin que NADIE, en nombre de ninguna "libertad", te obligue a desnudarte en público.
Gracias por tu artículo.

Lucía_lamiradadeluci dijo...

Pues fíjate, yo no tenía ni idea de esto (la verdad es que considero que la sexualidad es cosa de uno mismo y a nadie más le debe interesar- bueno sí, le interesa también a la persona con quien la practiques :P).
Defiendo la libertad sexual pero tampoco me gustan los radicalismos (ni por una parte ni por otra).
¡Qué fácil sería todo si cada uno nos dedicásemos a vivir nuestra propia vida!
Un besote

Javi Signum dijo...

Yo ya lo sabía también hace tiempo. Cada uno es libre de gustarle lo que le venga en gana y no por ello tiene que decirlo en público. Lo que debería importar de Jodie es si realmente es buena actriz o no, lo que haga fuera es su vida y de nadie mas. La gente que hace eso realmente se aburre. Como dice mi madre, que se compren un mono...
Besos.

DRACO dijo...

bueno, si desean odiar a jodie foster, ahí les doy un motivo: es amiga incondicional de mel gibson, jajajaja.

a jodie foster siempre la he considerado una muy buena actriz al margen de la sexualidad que practique, y por esto, siempre he buscado y visto sus películas.

en cuanto al obsesivo lobby homosexual de hollywood, promocionado a través de series y películas, yo siempre he pasado olímpicamente de largo.

besos.

Juli Gan dijo...

Pues yo creo que los ataques a Jodie Foster son más misoginia que outing. No hay más que leer a ese que la pone a parir porque a él le pegan en las calles. Parece de una envidia mal disimulada. ¿Quizá porque la homosexualidad femenina, por ser precisamente femenina, no era tan visible como la masculina? Las mujeres, aún hoy, no somos sino personajes de segunda. No somos protagonistas ¿Se quejaba el enrabietado señor de que ella era rica y participaba en películas homofóbicas?

Por cierto ¿La peli es homófoba porque el asesino es un gay con trastornos?

En todo caso, la vida de cada uno es muy digna de guardar respeto. Jodie Foster dijo lo que dijo cuando le pareció bien. Pues fantástico, ¿no?

TORO SALVAJE dijo...

2013 y seguimos así?
Cómo es posible?

Tengo ganas que el tema de la sexualidad de cada persona deje de ser noticia y sea tan natural y libre como el respirar.

Besos.

ISABEL dijo...


Como siempre, estoy de acuerdo con Alson (a quien no conozco por cierto). Y tu último párrafo es impresionante: yo ya estoy más que harta (en algúna situación) de que me arrojen literalmente a la cara que no vaya por ahí con un letrero en la frente diciendo "Soy lesbiana".
Las personas que me conocen bien, ya lo saben. Las que me conocen poco, se lo imaginan. Y los que no me conocen ¿a cuento de qué lo tienen que saber?.

ISA
www.sopas y letras.com

natsnoC dijo...

Interesantísima entrada. Totalmente de acuerdo. La libertad sexual es algo personal y como tal la respeto.

De la misma manera, la misma consideración debería tener la libertad de decidir si se quiere mantener su opción sexual en el ámbito privado o no.

Gracias por la entrada.

PEPE CAHIERS dijo...

Algo parecido sucedió con "Instinto básico" en el que la comunidad gay y lesbiana mostró también su enfado. Aquí, y para no molestar a nadie, habrá que presentar a los malos de las películas como blancos heterosexuales sin religión conocida ni personalidad demasiado definida.

levina dijo...

Alson, la esencia de las dictaduras (de cualquier signo político) reside en anteponer el bien común a la libertad individual. Y por desgracia este tipo de mentalidades dictatoriales se dan en todos los ámbitos y en todas las ideologías

Lucía, totalmente de acuerdo contigo. En la auténtica libertad no hay lugar para los radicalismos, porque la gente radical se considera poseedora de La Verdad Absoluta, y con derecho por tanto a defender esa Verdad por encima de todo. Yo creo más bien que existen muchas verdades (o ninguna) y que para que se de una convivencia pacífica tiene que haber diálogo, y aprendizaje por parte de todxs. ¿Y cómo puede aprende y modificar/matizar sus puntos de vista quien ya tiene La Verdad en el puño?

Javi, lo que dices me parece razonable y obvio, pero ya ves por el artículo que lo razonable y obvio no es igual para todo el mundo.. por eso es tan importante establecer un diálogo que implique a toda la sociedad, para pactar unas normas de convivencia sobre las cuales todo el mundo pueda hacer su vida como le parezca, y sobre todo vivir sin miedo, que como dice Roy: «es toda una experiencia vivir con miedo, ¿verdad? eso es lo que significa ser un esclavo» :))

Draco, sospecho que ese lobby homosexual que dices en realidad no existe, más bien todo lo contrario, la industria de Hollywood sigue siendo tremendamente conservadora. Y desde luego Gibson parece un extraño compañero de cama, un católico romano tradicionalista que cuando estrenó La pasión de Cristo declaró que dios le estaba indicando el camino..

Juli, estoy de acuerdo contigo en que mucho de misoginia hubo en todo este asunto, que por ejemplo cuando Al Pacino protagonizó A la caza nadie dijo ni pío, pero vamos que el método para atacarla fue el outing, y lo hizo la comunidad gay-lésbica de los EEUU, porque sabían que por ese lado era más vulnerable. Tenían el arma y no dudaron en utilizarla

por otra parte, cuando gente como Jodie Foster sale del armario se convierten en referentes (de los de verdad, para toda la sociedad) no sólo por sus tendencias sexuales, sino sobre todo por su esfuerzo y su talento. Creo que en este caso es especialmente obvio que el outing sólo sirvió para ensombrecer gestos tan valerosos como el suyo

levina dijo...

Torito, aunque los grandes gestos son importantes, la auténtica normalización se tiene que dar en cada rincón, en los pequeños detalles cotidianos. Y requiere un esfuerzo por ambas partes; desde luego todavía existen muchos prejuicios en la sociedad heterosexual, pero también muchos gais y lesbianas deben evolucionar, dejar de pensar que lo suyo es tan excepcional y extraño que no puede entenderlo quien no lo haya vivido, y aceptar sin reservas, sin victimismo ni agresividad, un diálogo social abierto. En todo caso, no todo el mundo tiene por qué gustar a todo el mundo, y siempre quedarán núcleos hostiles (por ambas partes). Quizá la clave esté en una moral social de respeto mutuo, y en unas leyes que defiendan de verdad las libertades individuales

Isabel, sobre lo que dices, creo que el amor es quizá el asunto más íntimo y sensible de cada persona, y como tal se debe respetar, independientemente de la opción sexual. Existen mil maneras de vivirlo y todas válidas, mientras no se fuerce a nadie a hacer lo que no quiere. Sobre estas premisas, echar en cara a alguien que no declare públicamente sus sentimientos (así como obligar a alguien a ocultarlos) me parece una de las acciones más ruines y castrantes que se pueden ejercer contra una persona. Eso es una opción personal, y cada cual debe tener la libertad de actuar según sus impulsos, sus necesidades y su conciencia

natsnoC, que este tipo de debates se abran a la sociedad, y que opinemos juntxs homosexuales y heterosexuales sobre el respeto y la libertad, entre personas que somos distintas (no sólo en este aspecto, probablemente también en muchos otros), pero que obviamente tenemos en común la voluntad de convivir con la mayor tranquilidad y felicidad posibles, ya me da pero que muchas esperanzas para el futuro :)

jajaja Pepe, ridículo, fruto de pequeños cubículos gay-lésbicos aislados del mundo, que se la pasan lamentándose de lo mal que se les trata y dándose la razón mutuamente, hasta el absurdo. ¿Tú crees que hoy día alguien en su sano juicio asocia a gais, lesbianas o transexuales con el psicópata Buffalo Bill? (y quien no esté en su sano juicio no cuenta, que encontraría justificación hasta en Bambi)

voy a matizar que nadie niega el sufrimiento de muchísimas personas, durante muchos siglos y todavía hasta la actualidad, maltratadas y e incluso asesinadas tan solo por ser homosexuales. Pero ahora que la sociedad está cambiando y parece que comienza a abrirse, me parece que tiene más sentido aprovechar ese nuevo espacio para el diálogo y la conciliación que para instalar cómodamente un caparazón y esconderse dentro de él

Chelo dijo...

Que manía con etiquetar a las personas y no dejarlas en paz, no tendrán otra cosa mas intersante que hacer que averiguar con quien se acuestan los demás.
Un abrazo

UTLA dijo...

Hola maslama,

Pues realmente debo vivir en otro planeta, no sabía nada acerca de esta noticia ni del mal que le había causado a Jodie Foster tanta crítica negativa y destructiva.

Es una actriz que me encanta.

Como dice Chelo, "vaya tontá más grande esta de poner etiquetas a la gente".

Hetero, Homo, Lesbi... ¿Y?...

Sinceramente tonterias, algunos por exceso y otros por deceso.

Realmente interesante conocer esta faceta de la parte oscura de Hollywood y de cierta mentalidad Norteamericana.

Un abrazo maslama y un ronroneo.

Maeglin dijo...

Las "Iglesias" y los "Cleros" son así en todos los colectivos. Quienes se erigen como guardianes del espiritu o la quinta esencia de algo sólo pueden vivir como Pepitos Grillos del resto. Esto funciona igual en Cristianismo, Futbol, Tolkien o lesbianismo. Quien cree tener todas las respuestas tolera mal las nuevas preguntas.

levina dijo...

jeje Chelo, SBP en mi juventud no era ninguna tontería, más bien una desgracia que sólo podía traer vergüenza y rechazo. Me gustaronn vuestros comentarios, me hicieron pensar cuanto han cambiado la mentalidades (a veces, en el día a día no es tan evidente)

Maeglin, me ha llamado mucho la atención esta idea: «quien cree tener todas las respuestas tolera mal las nuevas preguntas». Espero no haber caído o no caer nunca en este error, soy muy curiosa y sería realmente triste para mi verme en tal posición

Mascab dijo...

Bravo Levina!

No por redescubrirnos algo que ya sabíamos y que Jodie ha hecho público pese a quien pese para que se la deje de etiquetar porque no lo ha hecho antes.

Si no por hablar sin pelos en la lengua sobre uno descerebrados que por tener una tendencia sexual diferente a las tipologías, se creen con derecho a no ser tratados como iguales...¿tal vez se crean superiores solo por ser distintos y abanderarse de ello?

Para que se nos respete, debemos respetar. Y xenófobos los hay en todos los ámbitos y direcciones. En grupos heterogéneos y en homogéneos...es un mal que impera para el propio mal de la humanidad.

Porque de éso se trata. De que somos humanos, iguales ante los derechos universales de la humanidad, aunque por suerte, somos muy diferentes unos a otros.

Y son ésas "diferencias" las que nos ayudan a crecer con diversidad de conocimientos y tendencias, gracias a ésa diversidad, somos más personas.

...Que es de lo que se trata. De ser auténticas personas que respetan a su entorno social y natural y por supuesto: MUNDIAL.

¿Qué más dará la tendencia sexual de cada uno?

¿Acaso me importa a mí si les gusta leer a Dante o Petrarca; a Cervantes o shakespeare; a Cortazar o García Márquez; a Neruda o GArcía Lorca; a Benedetti o Gala??

NO! lo importante es que se lea!!

...Y que se ame!!

Ronroneos de placer y de amor!!

levina dijo...

Mascab, me gustó la idea de «diferentes pero iguales», sería un bonito futuro. Precisamente hoy acabo de ver en los telediarios que Obama ha dicho que retomará el tema del matrimonio gay. Eso supondría un gran impulso, a nivel mundial

besos,