miércoles, 21 de noviembre de 2012

Peter Pan



cuando el escultor Frampton terminó su estatua de Peter Pan, que se colocaría en Kensington Gardens, en Londres, hizo que una enorme fuerza de trabajadores la erigiera en su sitio entre el anochecer y el amanecer, para que los niños pensaran que las hadas la habían colocado allí

ronronea: naia

15 maullidos:

PEPE CAHIERS dijo...

Como un regalo del día de los Reyes Magos.

Mascab dijo...

Que dulce despertar para los niños de entonces...

Ojalá y mañana despierten con la misma magia, los niños que no durmieron ayer por el sonido de las bombas...

dejo suaves ronroneos de placer

TORO SALVAJE dijo...

:)

Que detalle!!!

Besos.

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Qué idea tan buena! A los niños hay que tratarlos así, que sean capaces de ver las cosas bellas y mágicas de la vida. Ya tendrán tiempo de ver las malas...
Un besote

miquel zueras dijo...

Muy bonito pero ¿Para cuándo una estatua en el Retiro del capitán Garfio y su entrañable Señor Smith? Saludos. Borgo.

Lenteja dijo...

Total, una amiga y yo estuvimos haciendo tropecientas fotos de la escultura, y acabo de mandarle un mensaje contándole esta historia. Muchas gracias
Besos.Lenteja

desdevaladilene dijo...

¡Qué bonito!
Fdo. La Kate.

DRACO dijo...

una manera inteligente de que los niños no dejen de sorprenderse y persistan en su inocente mundo mágico. un beso.

natsnoC dijo...

Un gran gesto, no sólo pensando en su obra sino en aquellos que la disfrutarían y en cómo hacer que la disfrutaran más, aunque con ello ignoraran al autor.

ISA dijo...


Qué cosas, Peter Pan héroe de nuestra infancia y ahora es el síndrome de alguna persona de la que tenemos que salir corriendo.

ISA

naia dijo...

Pepe, o como el ratoncito Pérez, y tantos duendes y seres fantásticos que viven de noche con los niños

Mascab, por supuesto comparto tus buenos deseos, ojalá ningún niño del mundo tenga que despertar jamás con miedo (por lo menos, a sus mayores)

Toro, el detalle del trabajo hecho, con cuidado y cariño

Lucía, sin dudas de doy toda la razón, lo bello y lo mágico es necesario protegerlo toda la vida, y muy especialmente en la infancia, ¡a veces la realidad se pone tan descarnada!

Miquel, a este paso lo único que vamos a tener en Madrid es una estatua del capitán Miserias y su entrañable Señor Miedo

Lenteja, sin dudas se trata de una estatua singular, y el entorno lo recuerdo precioso, os alabo el gusto a ti y a tu amiga

Kate (La), creo que también es bonito tener ocasión de compartir estos pequeños detalles tontos :)

pues sí Draco, y más en este mundo que nos ha tocado vivir, que a menudo parece forjado en el egoísmo y la estupidez

natsnoC, tu observación me hizo pensar que, contra lo que nos tienen acostumbrados los grandes ídolos mediáticos (actores, músicos and so on), el auténtico artista es hijo de su obra, y no al contrario

Isa, para mi sigue siendo un personaje entrañable, y tengo por ley no correr por nadie

Javi Signum dijo...

Como por arte de magia. Los niños son el futuro y no se les puede cargar de la crueldad de este mundo. Están en edad de soñar.
Besos.

naia dijo...

Javi, en otras sociedades existen diversos ritos que marcan claramente el paso de la infancia a la edad adulta. Y la adolescencia no existe, es un concepto moderno y occidental. Creo que todxs estamos de acuerdo en proteger la inocencia de la infancia, pero no tanto en prolongar indefinidamente esa nube de almíbar e inconsciencia. Me parece que las personas, llegada una edad, deben ser suficiente fuertes para mirar de frente su realidad (aunque siempre podemos guardarnos un poquito de magia, ¿no?)

ISA dijo...


NAIA: ¡que suerte la tuya al no haber tenido que salir corriendo DE nadie (no DETRÁS de alguien)!. Confíame tu secreto porfi y que lo digo en serio.

Volviendo a los cuentos de hadas. De niña me los leí todos, supongo que cómo todos los niños y ya a tierna edad los descalifiqué como crueles (sobre todo, si te das cuenta que en la mayoría las mamás han muerto o abandonan a sus hijos ¿no es lo más duro para un niño?), mentirosos, increibles y tendenciosos, aunque a este último palabro no le puse letras hasta que ya fui mayor.
Luego leí el famoso "Psicoanálisis de los cuentos de hadas", de Bruno Bettelheim, que conocerás seguro, que me reafirmó en mi intuición (errónea quizás, pero es la que tenía y tengo) y te puedo asegurar que ninguno de mis cuatro hijos han leido los "cuentos de hadas"· clásicos cuando tenían la edad para ello, gracias a los dioses había otras alternativas lectoras a lo que a mí me parecía una auténtica crueldad.
Y ellos parecen haber cogido la idea porque ninguno de sus hijos los leen tampoco. Lo que si he hecho, lo reconozco, es contar los cuentos a mi manera. Por ejemplo en Hansel y Gretel no es que los padres abandonaran a sus hijos, es que se les pinchó una rueda en la carretera y no pudieron avisarles... y tonterías por el estilo. Por cierto y ahora que me acuerdo, hace algún tiempo que leí que los cuentos de hadas realmente originales no eran en absoluto como los conocemos ahora: los han ido desvirtuando con el tiempo.
Y finalmente, disculpas a todas/os a los que les guste y disfruten con estos cuentos. Sobre gustos no hay nada escrito y cada cual tiene su opinión.
Gracias.

ISA
sopasyleras.com

naia dijo...

sobre tu primera pregunta, no hay ningún secreto, creo que sencillamente ha ayudado mucho mi pertinaz misantropía.

sobre los cuentos de hadas y eso, como ya sabrás originalmente no estaban destinados a los niños, su público era adulto. Sólo se empezaron a asociar a la literatura infantil a partir de los siglos XIX y XX. Sobre el Psicoanálisis de los cuentos de hadas, recuerdo haberlo ojeado hace muchos años y que me produjo cierto rechazo, quizá sencillamente porque no me interesa demasiado la psicología y me resultó algo repugnante esa manera de escarbar en la psique del niño. Por el contrario, disfruté de la Morfología del cuento de Propp, y también de ese ensayito, Sobre los cuentos de hadas, de Tolkien