lunes, 12 de abril de 2010

el besador



el besador era una maníaco relativamente inofensivo, cuya preocupación residía en besar al mayor número de recién casadas de blanco. Provisto de imperturbable aplomo, el besador se introducía en la sacristía. Los parientes del marido se decían: «Debe de ser amigo de la familia de la pequeña». La familia de la pequeña hacía un razonamiento paralelo. El besador apretaba la mano de la joven, besaba a la pequeña, y se había ganado el día.

(Alphonse Allais)

ronronea:
akane

6 maullidos:

Princesa Ariel dijo...

¿Y esto de qué es?

Morgana dijo...

jajaja joder! (perdón), una vez me inventé algo parecido y no sabía que hubiera sido verdaaaaad!! jajaja qué fuerte.

Nosu dijo...

hay gente pa tó

Alson dijo...

jajajajaja qué elegante!

farala dijo...

de verdad qué filias más raras tiene la peña...

akane dijo...

hola;
Allais es considerado el humorista más importante de la Belle Époque, y tal vez de la literatura francesa. En vida fue admirado por sus contemporáneos, tanto por el ciudadano medio como por la intelectualidad francesa de la época, a la que estuvo muy vinculado, a través del grupo de los Hydropathes y los Fumistes.

tras su fallecimiento fue olvidado a lo largo de cuarenta años, y hubo de esperar la llegada de los surrealistas y de nombres como Sacha Guitry y Jacques Prévert para que el gran público redescubriera sus recetas de buen humor y sus inventos.

que yo sepa, el besador nunca existió en la realidad, es sólo una humorada de Allais.. aunque quien sabe, es una idea para la jubilación..

besos,