lunes, 14 de julio de 2008

los horrores de Dunwich



la gente de Dunwich siente un miedo mortal al oir el grito de las zumayas, que se vuelve más intenso en las noches tibias. Pretenden que esas aves sorben las almas de los muertos y que riman sus gritos estremecedores al unísono de la respiración jadeante de los agonizantes. Si pueden cazar el alma cuando sale volando del cuerpo, se ponen a revolotear por todos lados lanzando una carcajada demoníaca, pero si fallan se sumen gradualmente en un silencio frustrado.

(H.P. Lovecraft)

ronronea:
elea

5 maullidos:

Conso dijo...

Joderrr

dintel dijo...

Huy, Lovecraf de nuevo... ;)

elea dijo...

hola conso, dintel;

Lovecraft es un invitado asiduo de este blog..

besos,

Quimera dijo...

"No hay en el mundo fortuna mayor, creo, que la incapacidad de la mente humana para relacionar entre sí todo lo que hay en ella. Vivimos en una isla de plácida ignorancia, rodeados por los negros mares de lo infinito, y no es nuestro destino emprender largos viajes. Las ciencias, que siguen sus caminos propios, no han causado mucho daño hasta ahora; pero algún día la unión de esos disociados conocimientos nos abrirá a la realidad, y a la endeble posición que en ella ocupamos, perspectivas tan terribles que enloqueceremos ante la revelación, o huiremos de esa funesta luz, refugiándonos en la seguridad y la paz de una nueva edad de las tinieblas." (Howard Phillips Lovecraft, La llamada de Cthulhu)

elea dijo...

hola quimera;
«a quienquiera que reflexione sobre cuatro cosas, más le hubiera valido no nacer: lo que está arriba, lo que está abajo, lo que está antes y lo que está después» (Talmud, Hagigah, 2.1)