martes, 28 de enero de 2014

Berlins Lesbische Frauen




en los años 20 Berlín era la capital de las lesbianas del mundo, con una población estimada en torno a 85.000 residentes. Acudían turistas de todo el mundo para disfrutar de sus bares y atracciones. La ciudad disponía en la época de dos periódicos semanales, doce clubes sociales, dos ligas de patinaje sobre hielo, un refugio nudista, tres asociaciones deportivas de actividades al aire libre, seis revistas y hasta cincuenta bares y clubes. En palabras de Meredith Miller, «era la primera vez en la historia que una identidad lesbiana reconociblemente moderna ganaba visibilidad masiva y un razonable nivel de aceptación.»


estaba de moda la indumentaria masculina, las mujeres circulaban libremente con pantalones y cabello corto. Un número considerable de artistas, en especial del entorno del teatro y del cabaret, no se molestaban en simular su homosexualidad ―aquí no hay más remedio que mencionar a Claire Waldoff. Una debutante Marlene Dietrich y Margo Lion emocionaban al público con su sugerente dueto Wenn Die Beste Freundin, y tan solo unos pocos años después Mischa Spolianky obtendrá un gran éxito con Das Lila Lied. Ambas canciones se convirtieron en himnos para los gais y lesbianas de la ciudad.







los garitos para lesbianas más conocidos estaban en el distrito de Schöneberg, en el centro de la ciudad. Al parecer hoy día se impone el ambiente gay en la zona, pero en los años 20 hombres y mujeres compartían amigablemente espacio. Por ejemplo el  Café Dorian Gray (Bülowstrasse 57, 1927-33) ―uno de los más concurridos de la ciudad― estaba reservado para ellas los jueves y viernes, y para ellos los martes, sábados y domingos. Los miércoles estaban dedicados a la clientela sadomasoquista, y era la única noche de la semana en que se permitía el acceso a hombres heterosexuales. Para las damas, se alternaban bailes y espectáculos teatrales en un ambiente tradicional y de buen tono, y ocasionalmente también se organizaban noches temáticas, como un festival alpino bávaro o un festival de la cosecha de la uva renano.


no muy lejos se encontraba otro garito radicalmente distinto, el Topkeller (Schwerinstrasse 13, 1923-32). Descrito en su momento como «peligroso, divertido, sexy y bohemio», para acceder al local había que pasar a través de tres puertas y una estrecha escalera. Encima de la puerta de los lavabos había un cartel que decía: «Somos el Nuevo Espíritu. ¡Lo hacemos con descaro!»

el  Damenklub Violetta estaba dirigido por Lotte Hahm, una conocida activista por los derechos homosexuales. Aquí se organizaban muchos bailes, excursiones en automóvil y desfiles de moda para damas y travestis masculinos.


en fin, que había locales para todo tipo de gustos y público. El  Mali & Ingel's (Lutherstrasse 16, 1927-1933) tenía un cartel permanente en la puerta: «Cerrado por fiesta privada». Con un aforo máximo de 60 personas, sólo podía entrar quien estuviera en la lista, y su clientela se componía de artistas, intelectuales, cantantes y actrices de teatro. El  Verona Lounge (Kleistrasse 36, 1919–1931) era un lugar sofisticado y agradable por las tardes, pero al caer la noche se convertía en foco de la prostitución lésbica de lujo. El  Hohenzoffern-Café (Bülowstrasse 101, 1921-1933) ofrecía un cabaret masculino exclusivo para lesbianas, mientras que el Talverne (Georgenkirchstrasse 30a, 1927-1930) era un duro bar de la clase trabajadora.. y así hasta cincuenta o más.


como es de suponer ninguno de estos garitos sobrevivió más allá de la agitación política de la década de los 30, y todos acabaron cerrados cuando los nazis llegaron al poder en 1933. Las libertades conquistadas durante los años 20 se perdieron en las convulsiones de las dictaduras y las guerras, y más de medio siglo después ni siquiera estoy segura que hoy seamos tan libres y valientes como lo fueron aquellas mujeres.

más info:
Berlin's Lesbische Frauen (Cabaret Berlin)
The lost lesbian bars of Weimar Berlin (Lost Womyn's Space)
Cabaret en Berlín II. Libertad de acción y tolerancia sexual (Música de Comedia y Cabaret)

ronronea: levina

18 maullidos:

TORO SALVAJE dijo...

Malditos sean eternamente los nazis.

Y sus imitadores de ahora.

Desde religiosos a ultraconservadores.

Que se pudran.

Besos.

Doctora dijo...

Me voy a hacer una tarjeta de visita que diga "peligrosa, divertida, sexy y bohemia" ;P

Las guerras siempre suponen un paso atrás enorme a nivel cultural y social. En España antes de la guerra civil había muchos intelectuales y el nivel de inglés era bueno. Luego se perdió eso y aún no lo hemos recuperado del todo :(

ISABEL dijo...


Que buen post ¡si Hitler levantara la cabeza!, jejeje. Tengo ganas de volver a Berlin aunque sea un finde. Voy a imprimir esto para ver que ha pasado con los sitios que se citan.


ISA
www.sopasyletras.com

Kate Walker dijo...

Y tengo entendido que las revistas, ya antes de la llegada al gobierno de los nazis, habían tenido problemas en la República de Weimar. De 1928 a 1929 fueron cerradas por el gobierno bajo una ley que supuestamente protegía a la juventud de literatura «de ínfima calidad y obscena»...

Estupendo y trabajado post, genial!

La Kate

Die Freundin

Bipolar dijo...

Levina, como tengo en don de la oportunidad y en tu anterior entrada hice el comentario que debía hacer en esta no voy a comentar nada.

Solo decirle a doctora, que me he reído, con su ocurrencia de la tarjeta y yo también me voy hacer una que ponga, "peligroso, divertido, incomodito de ver y bohemio", jejejeje.

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Cada época tiene su gota de valentía.
Un beso.

Muy bello post.

Ico dijo...

Qué interesante todo lo que cuentas, me llamó la atención lo bien que compartían el espacio, ..algo similar sucede hoy en día en Paris, se turnan los días de la semana para acudir al mismo local… Buena crónica gay de la época..
un beso

DRACO dijo...

los locos años veinte fueron prósperos para el mundo hasta que llegó el crack del 29 y todo se fue a la porra. la década del treinta fue de estrechez y muchos miraron a los partidos nacionalistas como los salvadores que los iban a sacar de tales apuros económicos y de alto desempleo; al final, ellos acabarían con toda esa época.

besos.

Marcos Callau dijo...

Como siempre, muy curioso el post de hoy. Berlín estaba muy adelantada a su tiempo, muy moderna en ciertos aspectos. En otros... Bueno, ya sabemos cómo acabó todo... Saludos!

Chuan Che Tzú dijo...

La Historia no progresa. Parece que oscila como un péndulo, sin avanzar jamás, retrocediendo de golpe cuando parecía alcanzar alguna cumbre, algún logro. Huyendo de edades de oro y momentos gloriosos a épocas oscuras y dictaduras atroces... una vez más.

Nunca se pueden dar por sentados los logros y los avances. Y cada día debe lucharse por conservarlos. Son demasiado frágiles..."como lágrimas en la lluvia".

Ea.

Chelo dijo...

Muy interesante.
Derechos conseguidos que se pierde. Una y otra vez se repite la historia en todos los paises.
Un abrazo

levina cat dijo...

Torito, siempre existirá una minoría de chalados extremistas, lo importante es que se mantengan en sus cuevas de odio, que la mecha no prenda entre la población

jeje Doctora, creo que tendrías éxito con una tarjeta así, suena sugerente.. sobre las guerras y eso, he leído en algún sitio que estimulan enormemente el desarrollo de la ciencia, de la medicina y la tecnología, pero para la cultura y las artes en efecto son devastadoras, pues éstas se alimentan de la heterodoxia y el escepticismo, que son precisamente el mayor crimen en un clima de conflicto

Isabel, como he dicho en el post, todos estos locales estaban cerrados en 1933, cuando los nazis llegaron al poder. Igual puedes encontrar alguno que abriera posteriormente con el mismo nombre, de ser así no dejes de contárnoslo

Kate, muy interesante el tema que planteas. Die Freundin era una popular revista lésbica que efectivamente tuvo problemas en 1928-29, porque se promulgó una ley «para proteger a la juventud» que obligaba a retirar este tipo de publicaciones de los kioscos, y a venderla bajo el mostrador. Entonces para eludir la ley refundaron la revista con el nombre de Ledige Frauen y siguieron publicando hasta 1933, cuando fue cerrada por los nazis

Bipolar, pues te contesto aquí al comentario anterior: el Berlín de la época fue definido en su momento como «sexy y pobre», viviendo al límite cada día en medio de las penurias impuestas por los vencedores de la Gran Guerra

Amapola, valentía es mirar la muerte a la cara, y seguir luchando. Lo otro son finos movimientos del alma de niñas mimadas

levina cat dijo...

Ico, cuando los gais invaden algún local, normalmente acaba siendo de ambiente masculino. Ellos tienen mayor poder adquisitivo, y la hostelería es ante todo un negocio

Draco, las desmedidas humillaciones y penurias impuestas por los vencedores de la Gran Guerra ya se lo habían puesto suficientemente fácil a los nazis. El crack del 29 fue el detonante, pero es probable que de todas maneras la extrema pobreza, el paro y la inflación hubiesen empujado a la población alemana hacia el nazismo

Marcos, Berlín era la capital de la República de Weimar, una ciudad cosmopolita y más bien de izquierdas. El nazismo nació y se fortaleció en la periferia, especialmente en Munich

Chuan, nada que añadir a lo que dices, totalmente de acuerdo. Cuando las cosas se ponen feas la sociedad reclama enemigos identificables, culpables, y una mano dura que restablezca la moral y el orden. Nunca aprenderemos

Chelo, esos derechos que dices, si no son para todxs, sólo pueden convertirse en una fuente de rencor y conflicto

atis dijo...

Jooooo que envidia, sólo de leerlo me han entrado ganas de ir al sastre para hacerme un traje a medida y chaleco, donde llevaría colgado el reloj cuervo y ponerme brillantina para dejar un andrógino peinado gatuno. Seguro que mi antepasada disfrutaría mucho de las carreras de coches luciendo un bonito mercedes por las calles berlinesas con una fémina con un vestido vertiginoso y sensual...

Besos de Atis soñando...

levina cat dijo...

Atis, la capacidad de soñar sobre nuestras lecturas, la imaginación, es un don maravilloso, lo que colorea y justifica la realidad, lo que la hace soportable

UTLA dijo...

Hola maslama,

Pues es cierto, que en ocasiones las circunstancias se reunen para dar la libertad necesaria a un grupo de personas.

Es triste como las pocas luces (o la maldad) de algunas personas retrogradas coarten la libertad de otras pocas.

La instransigencia, creo que esta más en boga hoy en día que nunca.

La inmortal Marlene Dietrich era bisexual, algo que admiro por su pronfundo raciocino. Amamos a una persona, no a un cuerpo.

Aunque por supuesto , cada uno tenga sus propios gustos, siempre y cuando también respete el de los demás.

Un artículo maravilloso. Acompañado siempre de esas fotos antiguas que nos remontan a ese pequeño oasis de libertad pre-guerra.

Un abrazo maslama y un ronroneo.

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Qué pena me da que siempre pase lo mismo! ¡Se lucha por libertades que acabamos perdiendo! Un besote

levina cat dijo...

UTLA, estas cosas terribles que cuentas ocurren más por omisión que por acción, por las miles de personas que cierran los ojos y miran hacia otro lado, para ir tirando. En la lógica de la política hay muy pocos malvados, la mayoría son sólo supervivientes, pobres diablos cuya única aspiración es seguir viviendo

Lucía, las libertades no se conceden, se luchan con ferocidad, se logran con sangre y se pierden gracias a la pasividad de quienes las disfrutan, que confían en seguir disfrutándolas si se muestran sumisos