lunes, 2 de diciembre de 2013

el librero asesino de Barcelona




al atardecer del 28 de julio de 1827 tres viajeros de nacionalidad francesa descendieron de la diligencia de Perpignan, frente al Hotel de las Cuatro Naciones, en las Ramblas barcelonesas. Se trataba de monsieur Charles Nodier, eminente escritor, miembro de la Academia Francesa y bibliotecario del Arsenal de París, su esposa y su hija.

la llegada de tan ilustre visita no pasó inadvertida en la ciudad. Al poco rato se personó en el hotel el general Conde de Raiset, comandante en jefe de las tropas francesas que ocupaban entonces Barcelona, para indagar sobre las intenciones de Nodier, que no eran otras que aprovechar las circunstancias políticas para obtener a buen precio ―hay quien diría saquear― las riquezas bibliográficas del país, especialmente las expropiadas de bibliotecas conventuales. A tal propósito, Nodier visitó todos y cada uno de los puestos de lance de las Arcadas de los Encantes, sin obtener éxito en su empeño, y al cabo de tres días hubo de regresar defraudado a París.



el domingo 23 de octubre de 1836, el periódico parisino Gazette des Tribunaux, Journal de Jurisprudence et des débats judiciaires, Feuille d'Annonces légales (Nº 3.465) publicó por vez primera la relación del proceso de Fray Vicents, ex-monje de Poblet convertido en librero en los Encantes de Barcelona y arrastrado al asesinato «por la funesta exaltación de su amor a los libros». La revista presentaba el texto como enviado desde la Ciudad Condal por un corresponsal particular, pero en realidad se trataba de lo que los italianos denominan un pasticcio, una superchería literaria escrita por un autor anónimo, que se tuvo por verídica durante más de cien años.



por aquella misma época estudiaba quinto año de bachillerato en el Collège Royal de Rouen un muchacho de catorce años aficionado a la literatura, llamado Gustave Flaubert. El jovencísimo Gustave, sugestionado por la historia del librero Vicents, escribió sobre él un cuento llamado Bibliomanie, que conservaría celosamente oculto durante toda su vida y sólo vería la luz tras el fallecimiento del autor, en 1910, cuando el editor Conrad publicó todos los escritos primerizos de Flaubert.




la leyenda del librero asesino es uno de los escasos mitos románticos ambientados en Barcelona. Fue magistralmente documentado por don Ramon Miquel i Planas, el gran referente de la bibliofilia catalana. Quizá la edición más recomendable y accesible sea la de Josep Sarret (El librero asesino de Barcelona, Montesinos, 1991). Voy a mencionar también la edición que ha preparado la editorial Gadir para estas Navidades, que trae como novedad unas divertidas ilustraciones de Marcos Morán.

ronronea: claudia



20 maullidos:

Bipolar dijo...

Los que de verdad son unos auténticos asesinos, (esta demostradísimo) son los libros, que asesinan sin piedad a la ignorancia, por eso los encierran en las librerías y para liberarlos hay que pagar altas fianzas.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Si viera los Encants de ahora... parecen los restos de una nave estelar estrellada en la Gran Vía.

Kate Walker dijo...

No hace mucho pasó por mis manos el libro de Gustave Flaubert y pude ojear las ilustraciones... creo que habrá que pedirlo prestado... :D

La Kate curiosa

miquel zueras dijo...

Conocía la narración "Bibliomanía" de Flaubert. La historia -real o inventada- del monje y librero asesino sedució a muchos escritores catalanes como Amades y Joan Perucho. El amor a los libros llevado a sus últimas consecuéncias.
Ronroneos felinos. Borgo.

karin rosenkranz dijo...

que interesante, lo voy a buscar en la biblioteca.
luego si lo encuentro y lo leo dejaré mi opinión.
saludos

Ripley / anna dijo...

me lo apunto. parece muy interesante y, siendo de literatura como soy, la curiosidad es grande.

Amapola Azzul dijo...

Un beso, me resulta triste.

DRACO dijo...

creo que a gustave Flaubert le hubiese encantado tener un blog y contar algunos asuntos menores de mucho interés.

besos.

Marcos Callau dijo...

Sin duda, habrá que conseguir este libro. Me ha encantado la anécdota de la historia- Gracias por darlo a conocer. Besos y maullidos varios.

Chelo dijo...

Que historia mas interesante, como todas las que nos cuentas.
Un abrazo

PEPE CAHIERS dijo...

Interesante historia, y es que asesinatos y libros tiene un extraño pero atrayente maridaje, y si no que se lo pregunten a Umberto Eco y su extraordinaria "El nombre de la rosa"

Maeglin dijo...

Otro que se anima a buscarlo en la biblioteca y acercarse a Flauvert.
Ya te contaré.

Clementine dijo...

Yo también me lo apunto, interesantísima esta entrada.
Gracias, Claudia.

atis dijo...

La edición para mi gusto más refinada es su publicación dentro de la colección crisolín. Escrita en castellano y catalán.

Creo que en la gatera tenemos un ejemplar que encontré en algun rincón polvoriento y lo arranqué de las garras de un librero hace algunos años.

Besos de assassin

claudia dijo...

Atis, la edición de abuelo Aguilar es una maravilla, te doy toda la razón. También existe una edición bastante decente de Olañeta, y aún tengo noticia de otra más, de Miquel i Planas, publicada en 1927 en Barcelona por la Casa Miquel-Rius, dentro de la Colección Amor del Llibre, núm. 2. He mencionado tan solo la de Montesinos por parecerme la más completa y fácil de encontrar, y la de Gadir como novedad curiosa para estas Navidades

besos,

Lucía_lamiradadeluci dijo...

Pues yo no conocía la leyenda y me parece muy curiosa. Investigaré un poquito más en cuanto saque algo de tiempo. Un besote.

claudia dijo...

Luci, este tema me resulta romántico y entretenido, si te pones y descubres algo interesante te ruego no dudes en compartirlo :))

besotes,

dintel dijo...

Me lo quiero comprar, ya... que Flaubert es mucho Flaubert.

claudia dijo...

jeje Bipolar, no tan alta, la fianza.. un libro cuesta lo mismo que una, dos copas en cualquier garito nocturno, de segunda mano mucho menos. El precio de los ebooks no lo menciono, porque para mi eso no son libros, tan solo palabras que a duras penas se leen sobre una pantalla

Torito, no me atrevo ni a preguntar qué ha pasado con mis queridos Encants

Kate, ¿prestado? ¿qué quiere decir prestado? recuérdame que lo mire en el diccionario..

Miquel, Perucho es uno de mis autores favoritos, aunque no tengo sus obras completas (algún día..). No sabía que él y otros autores catalanes habían tratado el mito del librero asesino, y reconozco que ha sido torpeza por mi parte no imaginarlo, especialmente en el caso de Perucho, con su erudición, fantasía y humor

Karin, Ripley, Marcos, Maeglin, Clementine, y cualquiera que se proponga obtener el libro. De las dos portadas que he colgado, la primera (El librero asesino de Barcelona) es un estudio crítico de Miquel i Planas sobre el mito del librero asesino, que incluye una recopilación de textos referidos al mismo y, entre ellos, el cuento de Flaubert. El segundo libro (Bibliomanía de Gadir) es mucho más ligero, tan solo incluye el cuento de Flaubert ilustrado por Morán

un beso también para ti, Amapola

Draco, si Flaubert hubiese tenido un blog, probablemente nunca hubiera llegado a alcanzar fama como escritor :))

gracias Chelo, como de costumbre un placer compartir curiosidad y curiosidades

Pepe, curiosa asociación con El nombre de la rosa en ambos casos los libros se convierten en objetos tan valiosos que su posesión (o incluso simple lectura) conduce al asesinato. Añadiría a la lista El club Dumas de Pérez-Reverte

claudia dijo...

Dintel, no se trata ni mucho menos de una de las obras más significativas de Flaubert, pero creo que puede tener su encanto para las/os amantes de los libros