sábado, 28 de mayo de 2011

¿conoces a Tim Minchin?


ronronea: levina

9 maullidos:

Anónimo dijo...

jajajajaja, me ha encantado este Tim, medio ella medio ello. Lo de tallarse en la polla una frase ha sido sublime, ya que en el lateral de la mía aparece la siguiente frase: "sólo para taladrarte a ti, muñeca"

TORO SALVAJE dijo...

Muy bueno.
Realmente divertido.
No lo conocía.

Besos.

Blog A dijo...

Tengo una amiga y a los amigos los quieres porque si, pero cuando quedo con ella voy preparada para moderme la lengua.. Hablar del alma mucho rato me satura.
Este hombre muy simpático, de todas formas creo que todos buscamos la forma de ser feliz y el autoengaños ya viene de la cabernas..
Me ha hecho gracia lo de la aspirina, pues la "María" es de lo mas natural y esta prohibida, no todo lo natural es bueno.. jajaj

levina dijo...

hey Toro, gracias por el comentario, ¡yo también me he reído un montón con este Tim!

besos,

levina dijo...

Blog A, no estoy ni mucho menos en contra del autoengaño, por el contrario una pequeña porción del mismo me parece imprescindible para la supervivencia.. lo único, conviene recordar que el autoengaño es personal e intransferible, y es que los creyentes a veces se ponen de pesaditos..

besos,

maslama dijo...

a ver duende de'er zú, barrabasadas pase, pero nada de faltar el respeto a nuestros invitados. Como vuelvas a llamar «ello» a alguien, yo misma te voy a tatuar «maleducado» en el tronkote, y ya puesta un hada y una mariposa en cada nalga, que este post ha sido de lo más inspirador..

Anónimo dijo...

jajajajaja me encantan las mujeres con caracter como tú. Además eres toda una gatita, mmmmmmmmmmm que morbo ;)

En el tronkote puedes escribirme lo que quieras, pero que sepas que la puntita es sólo para ti...

Pd: como se te ocurra tatuarme un hada en el culo me voy a hacer de troll en otro blog

Blog A dijo...

Levina, yo tampoco estoy en contra del autoengaño, ¿doy esa impresión?
Creo como tu que un poco hace falta.

levina dijo...

nooooooo no no Blog A, no das ni mucho menos esa impresión, ni tampoco la impresión de autoengañarte, ni.. bueno, que creo que lo estoy arreglando, que no iba por tí, recordaba más bien algunas cenas como ésta tan divertida de Minchin, tengo un par de amigos que podrían llamarse tranquilamente Storm.

besos, besos y más besos