martes, 1 de septiembre de 2009

para soñar un poco



los aprendices de literato que siguen peregrinando a París con intención de escribir acaban llegando a la Shakespeare & Company. Leen los libros de su biblioteca, escriben junto a una ventana frente a Notre Dame y duermen en camas enterradas literalmente entre libros polvorientos y olor a papel viejo y humedad. El precio de la estancia: trabajar dos horas al día en la librería. Los miembros de la inestable compañía no suelen ser más de seis. Cualquiera puede pedirle asilo a Sylvia (la dueña). Pero ella no acepta a nadie que se quede menos de una semana. «No sólo es un sitio para dormir. Queremos ―dice― que escriban aquí».

fuente: Josefa Paredes: las dos Shakespeare & Co.

ronronea: wanderlust

14 maullidos:

Julián dijo...

Ostras, qué curioso, y bohemio. Ya me informaré mejor el día que vaya a París, para pasar a echar un vistazo.

Ico dijo...

Ay si yo lo hubiese sabido en mis años de vagabundeo por Paris.. dónde estaba esta mecenas....??? ja.ja

farala dijo...

uffff vengo impresionadísima de ver todo el reportaje sobre las dos sylvias, conocia muy bien y mucho de la primera, nada de la segunda y estoy emocionada, gracias por darmelo a conocer!!

Marcela dijo...

qué interesante, no sabía nada de todo esto, ahora mismo me leeré lo que encuentre, qué buneo este post.

wanderlust dijo...

hola julián;
la librería es espectacular, merece la pena pasar por allí :)

la dirección: 37 rue de la Bûcherie, 75005 Paris (cerca de Notre Dame)

está abierta todos los días de 10:00am a 11:00pm, excepto los domingos, que abren a las 11:00am

besos,

wanderlust dijo...

hola ico;
París es una ciudad para visitar una y otra vez.. y esta una excusa tan buena como otra cualquiera :)

besos,

Lena de mar dijo...

Hola gatita,
gracias por esta información tan estupenda... dan ganas de saber más cosas.

Bienvenida(s) gatita(s), se os echaba de menosssssssssss

Abracitos y maullidos varios

wanderlust dijo...

hola farala;
a juzgar por su peculiar gestión, y por la propia librería (que es la perdición de cualquier aficionad@ a los libros), la joven lleva con dignidad y buena mano la herencia de papá, y por extensión de su tocaya, la Sylvia original..

besos,

wanderlust dijo...

hola marcela;
quizá un buen lugar para empezar podría ser la propia web de la librería:

http://www.shakespeareandcompany.com/

besos,

wanderlust dijo...

hola lena;
de nada guapa, sabes que es un placer.. yo también echaba ya de menos la calidez de estos rincones :)

un suave maullido,

Bollovillo dijo...

Yo estuve allí en enero; sí que es un sitio muy curioso, sí... valió la pena la visita... algo que no se suele ver en los viajes típicos.

Un abrazo

PATSY SCOTT dijo...

Yo en otra vida quiero ser Sylvia Beach.

wanderlust dijo...

hola bollovillo, y bienvenida;
en efecto, no es ruta habitual para turistas.. sólo se admiten viajer@s

besos,

wanderlust dijo...

hola patsy;
a lo mejor ya lo fuiste, quién sabe..

besos,