martes, 26 de mayo de 2009

trabajos gatunos



en el país de las tradiciones milenarias no dejan de sorprendernos con nuevas y originales propuestas de ocio. La última moda de primavera, los «gatos-café»: locales donde los clientes pueden alquilar un felino mientras degustan una bebida, para acariciarlo y disfrutar de su compañía, al módico precio de cinco dólares la media hora, plus la consumición.

la idea de viene de Taiwan, y se comenzó a implantar en Osaka hace aproximadamente cuatro años. Sólo en Tokio ya existen una veintena de «gatos-café». Al parecer los animales proporcionan compañía y un ambiente de relajación a los clientes. Los más asiduos incluso tienen su gato favorito, y acuden a verlo varias veces por semana.

y esto sólo es la punta del iceberg: existen más de 150 empresas en Japón que tienen licencia para alquilar animales de compañía. Los más populares son los perros, pero también hay conejos, hurones.. ¡e incluso escarabajos, que resultan más baratos! Si alguien decide alquilar un perro, paga el depósito y la tarifa, y recibe una correa, papel higiénico, una bolsita de plástico e instrucciones sobre cómo tratar al chucho (y el chucho, claro). No especifican qué recibe quien alquila un escarabajo.

en general, la industria de compañía de Japón es muy amplia y variada, y dicen que sólo una pequeña parte ofrece servicios sexuales (ejem). Por ejemplo, en los «Campus café» los ejecutivos tienen la oportunidad de conversar con estudiantes universitarias, que resultan más baratas que las camareras en kimono habituales. Y siempre se puede dar un paso más: la firma Hagemashi Tai ofrece alquilar parientes para bodas y funerales. Por una tarifa extra hasta pueden pronunciar un sentido discurso.

como gata, no sé que pensar..

ronronea:
akane

20 maullidos:

Ico dijo...

Vida gatuna.. el otro día vi por la tele que los japoneses no se tocan.. está mal visto en su cultura.. ( me imagino que en la intimidad sí claro sino a ver de donde nacían japonesitos) pero claro.. luego andan buscando caricias gatunas..

Lena de mar dijo...

desde luego... yo si fuera gata tampoco sabría a qué atenerme.
Estos días estoy estudiando la estructura social de Japón (y la de EEUU y la de Alemania) pues es una de las asignaturas de antropología. Y flipo con algunas cosas que dicen de Japón... me creo cualquier cosa.

Bueno, gatita, muchos mimitos.

Marcela dijo...

no sé, creo que como gata esto me sonaría a prostitución ¿no? cualquiera sólo con pagar se cree en el derecho de tocarme y se cree mi "media naranja" por un tiempo. No me suena bien, no me suena bien.

atis dijo...

Akane amor el que alquila un escarabajo recibe una bolita de mierda hahaha

Y eso de cobrar porque te acaricien no está mal, pero mi tarifa será a 300€ los 15 min, nada de media hora. Sólo para manos sibaritas ;)

Besitos acariciadores

dintel dijo...

Cuando pienso que está todo inventado... aparece alguna idea nueva.

Julián dijo...

Ostras, esto da qué pensar, me gustaría saber la opinión de un animalista, y también la de los creativos que tuvieron la idea. Dos problemas, por un lado tenemos el asunto de los animales, que hoy en día está siempre ahí, y por otro la vieja historia de la prostitución.

Hormiga rebelde dijo...

Uhmmmmm, como buena amanta de los gatos, no me gusta mucho la idea de un gato-cafe. En holanda por ejemplo es muy habitual ver gatos en los cafes, pero no los alquilan dejan que vayan a su rollito.
Creo que la personalidad del gato es demasiado susceptible como para alquilar sus cariños por horas.
Ay estos nipones deberían trabajar un poco menos y así les daría tiempo de tener mascotitas en casa, digo yo.
Un besito gatitas!

farala 68 dijo...

estoy con la hormigans, para los humanos un gato es maravilloso, pero no somos los animales preferidos de los gatos!! (creo, jajajaja).

no me extraña: un gato (sin peloteos) te enseña calidad de vida: se esfuerza por encontrar comida, la justa para vivir, no es un animal glotón, por encontrar calor, mimos y estar limpio. cuando tiene esas necesidades cubiertas... es feliz. Todos, incluidos lo japonese, tenemos mucho que aprender.

marisa dijo...

mira.. mi tipex está demasiado ocioso, ya le encontré faena, 5 euritos cada media hora no está mal..y él se deja..

akane, ¿y tú te dejas? así acariciar mientras el cafe?

marisa dijo...

(sin pasta, por gusto digo)

akane dijo...

hola ico;
la mayoría de las culturas asiáticas son poco aficionadas al contacto físico.. con humanos, por lo que se ve

besos,

akane dijo...

hola lena;
casi todas las culturas resultan un poco extrañas fuera de su contexto original.. no puedo imaginar qué diría un japonés sobre la reacción local ante la victoria del Barça

besos gatunos,

akane dijo...

hola marcela;
como gata, me molesta un poco que en caso de no tener suficiente dinero se conformen con un escarabajo..

besos,

akane dijo...

hola atis;
dicen que el dinero no da la felicidad, pero la simula bastante bien

besos,

akane dijo...

hola dintel;
¿tendría éxito en la península? ahí queda la idea, para algun/a emprendedor/a con suficiente valor e imaginación

besos,

akane dijo...

hola julián;
sólo falta el sindicato unificado de autodefensa gatuna, para completar el cuadro reivindicativo-festivo

besos,

akane dijo...

hola hormiguita;
la vivienda es cara y de difícil acceso en las grandes urbes japonesas, y muchos caseros prohíben la tenencia de animales domésticos..

besos,

akane dijo...

hola farala;
me parece que los animales preferidos de los gatos son los ratones.. y los humanos, un mal necesario ¿quién iba a trabajar sino para traerles comida y comodidades?

sí, creo que tienes razón, se puede aprender mucho de los gatos

besos,

akane dijo...

hola marisa;
depende de quién acaricie, claro.. ¿alguna idea?

besos,

marisa dijo...

mmm.. algunas