domingo, 9 de noviembre de 2008

el último amor



las palabras del abandono. Las de la amargura.
Yo mismo, sí, yo y no otro.
Yo las oí. Sonaban como las demás. Daban el mismo sonido.
Las decían los mismos labios, que hacían el mismo movimiento.
Pero no se las podía oír igual. Porque significan: las palabras
significan. Ay, si las palabras fuesen sólo un suave sonido,
y cerrando los ojos se las pudiese escuchar en el sueño..

Yo las oí. Y su sonido final fue como el de una llave que se cierra.
Como un portazo.
Las oí, y quedé mudo.
Y oí los pasos que se alejaron.
Volví, y me senté.
Silenciosamente cerré la puerta yo mismo.
Sin ruido. Y me senté. Sin sollozo.
Sereno, mientras la noche empezaba.
La noche larga. Y apoyé mi cabeza en mi mano.
Y dije..
Pero no dije nada. Moví mis labios. Suavemente, suavísimamente.
Y dibujé todavía
el último gesto, ese
que yo ya nunca repetiría.

(Vicente Aleixandre)

ronronea:
naia

2 maullidos:

Maslama dijo...

hola;
estoy de vuelta, quiero decir, que he vuelto..

atis guapa, ya me enteré que andaste a dentelladas por aquí.. la próxima vez no debo olvidar ponerte las cadenas (o tú a mí hahaha)

Anónimo dijo...

holi holi como estan mi nombre es celeste y solamente les quiero decir q cuando comiencen una relació´n de novios acegurencen q su pareja no ce deje llebar xr las demas personas no hagan nada tontosolo no ce dejen llebar xr xs persona solo perocupence de mantener una relaciòn muy super quiutt bye ce les quiere