miércoles, 8 de octubre de 2008

jabalí a la Obelix



lo primero para conseguir un buen asado de jabalí es encender con bastante anticipación un fuego de leña, a base de madera bien seca de roble, pino y sarmiento.

el animal se asa con su propia piel y entero. Se abre el jabalí en dos, se le quitan las tripas y se monta sobre una estructura de palos de forma que se le pueda dar la vuelta constantemente. A medida que se va cociendo el jabalí, se le van añadiendo todo tipo de hierbas aromáticas, especialmente romero y tomillo. La cocción suele durar de 4 a 7 horas.

la cabeza del jabalí merece una atención especial, ya que constituye uno de los platos más espectaculares de la cocina de todos los tiempos. Basta con partirla en dos, teniendo cuidado de dejar ligada la piel de la parte superior. Se retiran los ojos, las orejas y los sesos. Se sala bien con sal gorda y se cuece en un caldero con abundante agua y toda clase de hierbas aromáticas. Mientras, en otro caldero se cuecen los ojos, las orejas y los sesos con hierbas, azúcar, vinagre y cáscaras de huevo. Esta mezcla constituye la gelatina con que se rocía la cabeza una vez cocinada y fría.

es indispensable comer el jabalí a la Obelix con las dos manos, sin más ayuda que un cuchillo de campo, mucho vino y algunas canciones.

ronronea:
wanderlust

4 maullidos:

atis dijo...

No sabía yo, que había una gata cocinera...

wanderlust dijo...

hola atis;
en realidad me gusta más comer que cocinar, pero ya hago mis pinitos con los pucheros :)

besos,

PRU dijo...

Pues a mí el jabalí me gusta, sobretodo en civet, pero llena bastante, no me lo acabo entero nunca...

Besos cárnicos...

wanderlust dijo...

hola pru;
he leído en alguna parte que los vecinos del barrio de Sarrià sufren habitualmente las incursiones de jabalíes, que bajan de Collserola en busca de comida.. me están viniendo unas malas ideas con esta conversación..

besos cazadores,