miércoles, 16 de enero de 2008

chindōgu


se llama chindōgu al arte japonés de idear artilugios absurdos, que aparentemente son la solución ideal para un problema concreto. Sin embargo, si alguien intenta utilizar una de estas invenciones, se dará cuenta que origina numerosos problemas nuevos, además de provocar una situación social embarazosa.

chindōgu significa literalmente «herramienta extraña». El término fue acuñado por Kenji Kawakami en su libro 101 Unuseless Japanese Inventions: The Art of Chindōgu, publicado a mediados de los años noventa.

a veces, resulta difícil distinguir si un artefacto descabellado es deliberadamente ridículo, o se trata sencillamente de la patente de un honesto diseñador industrial. Para ser considerado chindōgu, debe cumplir los siguientes requisitos:
  • no puede usarse realmente
  • debe haberse construido físicamente (es decir existir)
  • debe tener un espíritu anárquico
  • será pensado como una herramienta para uso diario
  • no puede estar o ponerse a la venta
  • no pueden haberse creado sólo por broma
  • no puede ser o contener propaganda
  • nunca debe ser o encarnar algo tabú
  • no puede patentarse ni registrarse bajo ninguna licencia
  • no puede promover prejuicios
algunos ejemplos de chindōgu: ventiladores para enfriar los tallarines, un plato con termómetro para saber si la sopa se enfrió, una serpentina reutilizable, un palo de amasar con frenos, mantequilla para untar en barrita tipo pintalabios.. para ver más ejemplos, pulsa aquí.

más información
microsiervos: chindogu, inventos absurdos para el día a día
no puedo creer que lo hayan inventado: chindogus hispanos
pixel a pixel: el arte del chindogu

ronronea:
akane

12 maullidos:

Comunidad Manizales dijo...

mmmmmmmmm y si uno es tan loco como para querer uno????

muy chevere.. jajajaja

yo podria tener alguna cosa de esas...

o me enloquecí...???

ahhh... mmmm.. olvidenlo

PRU dijo...

Soy de los que compré el libro en los noventa, como no, hehehe... pero en los enlaces que nos das he encontrado de nuevos, qué bien, gracias Akane...

Besos con inventiva...

MORGANA dijo...

jajajajaja los embudos (o "foniles") para ponerse gotas en los ojos me parecen muy prácticos, al menos para mí que me cuesta tanto ponerme gotas en los ojos... jajajaja

Besos!

akane dijo...

hola fernanda;
yo también deseo alguno de estos artilugios.. son un alarde de imaginación y retorcido sentido del humor..

besos,

akane dijo...

hola pru;
pues el libro hoy día se ha convertido en un objeto de colección.. :)

besos,

akane dijo...

hola gatita;
jajaja habría que ver las caras alrededor si intentas usar el embudo en un tocador público..

besos,

Joven Eriza dijo...

Impresionante. Me fascina que haya gente en su casa pensando en hacerse la vida más fácil. (Porque digo yo que estos inventos surgen a partir de una necesidad)
Lo que tenemos, no por ser lo conocido o por haberlo hecho toda la vida, es lo mejor, no?
Saludicos!

akane dijo...

hola ericita;
no exactamente, estos inventos no pueden ser utilizados en realidad.. se trata más bien de una broma muy elaborada..

besos,

atis dijo...

Mmmmmmmmmmm... a mi em llamaron una vez bicho chindongo. Es algo parecido?

Besitos

PD: quién va al super a hacer la compra? necesito nubes para alimentar mi creatividad

Maslama dijo...

no se qué significa exactamente «chindongo», pero conociéndote me hago una idea.. :)

mañana recibes tus nubes en envío urgente.

besos,

Joven Eriza dijo...

Ya, pero lo de enfriar los tallarines más rápido con un ventilador... está claro que aunque absurdo, a alguien se le ocurrió porque tendría mucha prisa... jajaaj
No lo puedo evitar... me llama muchísimo la atención
Saludicos!

akane dijo...

hola ericita;
totalmente de acuerdo, los problemas que se plantean son tan curiosos como las soluciones.. se podría crear un magnífico museo de lo absurdo con todo esto..

besos,