lunes, 14 de abril de 2008

antes de Chueca



en 1993, Chueca no era Chueca. Aún no se había convertido en Gaytown, y más que esos baretos cool con significativos nombres como El Armario, que hay ahora, abundaban los bares de la esquina, esos en los que hombres de mirada torva se mantenían pegados a la barra como sujetos por un velcro. Pero Chueca ya apuntaba maneras. Justo en la esquina de la plaza había un puesto de periódicos que atendía Sandra, un transexual que por las noches cantaba coplas al estilo de Rocío Jurado.

Chueca tenía un aire portuario, convivían antros gays que prometían duras experiencias con abuelos que se pasaban el verano en camiseta, sentados en el balcón y riñendo a los niños por jugar a la pelota, lo cual no dejaba de ser extraordinario, porque esos ancianos aguantaban el ruido de las discotecas y las broncas nocturnas con una serenidad envidiable.

(Elvira Lindo)

ronronea:
alia

17 maullidos:

Julián dijo...

Qué grandes esos abuelos, ahora que lo dices...(Perdón, que lo dice Elvira Lindo) Sí que tiene mérito ese aguante, esa doble vida. Hoy día es fácil juzgar el tema del armario para viejos, pero joder, eran otros tiempos... Mítico abuelo que se enfunda la chupa de noche, nadie sabe a qué hora llegó, quizás siempre estuvo ahí, desde que abrió el bar, siempre con un vaso en la mano, la espalda apoyada en la barra...Siempre sólo.

Nadine dijo...

Qué identificada me siento, en mi familia hay muchos de esos abuelos :D

A ver si va a ser cosa de genes.

alia dijo...

hola julián;
hace unos años, me llevaron a un bar de esos que llaman «de viejos», detrás de Sol, en el casco antiguo de la ciudad. Era un domingo por la tarde. Había bastantes ancianos, algunos sentados en las mesas, otros apoyados en la barra, viendo el fútbol.. mi guía, un chaperillo especializado en hombres mayores, me contó después que la mayoría de ellos eran gays, de otra época, cuando se ligaba a escondidas en el metro o delante de los escaparates de la Gran Vía..

besos,

alia dijo...

hola guapa;
sobre los genes, quién sabe (y quizá mejor no saber).. sobre los abuelos, envidio tu suerte; lo que ellos pueden contarte no se encuentra en ninguna página de Internet..

besos,

Julián dijo...

Hola Alia. Desconozco el Madrid de noche (hablo como si lo conociera de día... :P) y Madrid es mucho Madrid, allí tiene que haber de todo, digo yo. Algunos de los abuelos de los que has hablado al menos ya se conocerán entre ellos al ser más ¿no? Bueno, no sé. De todos modos seguirá siendo extraño.

Lena de mar dijo...

esta Elvira Lindo es auténtica!!! por cierto, en otoño se estrenará una película de Ángeles González Sinde sobre una adaptación de una novela de Elvira Lindo: "una palabra tuya".

La espero con ansia!

Besos chuequeros

Sebas dijo...

Tengo pendiente ir a Chueca, siempre que paso por Madrid por alguna razón siempre se me complica.., la próxima vez no tengo excusa...
Besoootee!!

MORGANA dijo...

me encantó! de dónde lo extrajiste?? para leerlo entero, digo. Besos!

Julián dijo...

Yo no he leído nada de Elvira Lindo, sólo me suena por lo de Manolito Gafotas ¿no? No los he leído pero ¿el resto de libros suyos son del estilo de los de Manolito? pa hacerme una idea...

without dijo...

Hola Alia,

Madrid aún tiene ese aire portuaria: taciturno, agridulce, a media luz, desdibujando sonrisas reflejadas en un brebaje bermejo.

Con marineros que vienen y van de diversas nacionalidades, que saben de donde vienen, pero no donde acabarán.

Buscan la tibieza de una piel que quizás nunca poseerán. Viviendo la noche sin preocuparse si amanecerá o no.

Besos desvelados.

alia dijo...

hola julián;
extraña es la vida, y los detalles anécdotas.. sobre Elvira Lindo no conozco mucho, aunque reconozco que disfruté con Manolito Gafotas..

besos,

alia dijo...

hola lena;
muchísimas gracias por la información.. seguro que merece la pena seguirle la pista a esta obra de teatro.. «una palabra tuya»

besos,

alia dijo...

hola sebas;
tú lo has dicho, no tienes excusa.. :))

besos,

alia dijo...

hola gatita;
es un extracto de algún periódico, seguramente de El País.. a veces, apunto fragmentos que me gustan, y luego no consigo recordar de donde los he sacado exactamente.. ejem, memoria de gata..

besos,

alia dijo...

hola without;
marineros sin mar, puerto sin barcos, bruma sin olas.. todo eso y mucho más es Madrid..

besos,

MARISA dijo...

uis, no conocia nada de la chueca antigua, genial , me gustan estos relatos cortos de enseñanzas de la realidad.

alia dijo...

hola marisa;
hay mucho que contar de Chueca, ya seguiré un día de estos..

besos,