lunes, 1 de septiembre de 2008

la mandrágora



desenterrar una mandrágora es un asunto muy delicado, que requiere conocimientos avanzados en las ciencias prohibidas.

la mandrágora es un ser vivo que crece, como una planta, bajo los ahorcados. La procrea el esperma del muerto, y contiene el alma de los desesperados. Quien la posee escapa a los atentados, puede hacerse invisible, fecunda sus vacas y dobla su leche, puede hacer morir las vacas del vecino. Indica dónde están escondidos los tesoros. Desliza cerca de su raíz, por la noche, una moneda, y al día siguiente encontrarás dos o más.

para arrancarla de la tierra ―es necesario obtener su raíz de formas humanas―, hay que tomar ciertas precauciones: escoger un día propicio, el viernes, día de Venus, o el sábado, día del Sabbat. Unos aconsejan la oscuridad de la noche, otros, el amanecer. Algunos recomiendan a primeros de septiembre; otros, la noche de Navidad. Se rodea la planta con un triple círculo mágico, y se graba en su corteza una triple señal de la cruz. Es conveniente, para apaciguarla con un fluido femenino, esparcir alrededor de la planta un poco de orina o de sangre menstrual de una joven virgen.

un perro negro, amaestrado en excavar la tierra, ayuda a desenterrar la raíz. Cuando aparece, se ata el perro a la raíz, y entonces, bajo una enérgica voz de mando, corre hacia su dueño, arrancando la mandrágora del humus de la matriz, que a menudo exhala un grito como de niño herido.

el aspecto humano, los miembros, el sexo de la mandrágora son espantosos. Es preciso bañarla en seguida, alimentarla con leche, vino, vestirla de blanco y de rojo para atemorizar a las potencias demoníacas que querrían apoderarse de ella, porque la mandrágora viva, como el hombre, depende de dios, su creador, pero puede caer bajo el poder satánico del príncipe de las tinieblas, que hará de ella un uso espantoso. Conviene, pues, el rojo cardenalicio, color de la sangre del sacrificio y del espíritu santo. La raíz antropomorfa tiene que salir del infierno. Se guarda en un armario repleto, o en un cofrecito sobre el que se haya dibujado previamente una horca, un ajusticiado y una planta.

ronronea:
levina

12 maullidos:

Conso dijo...

diossss, prefiero las margaritas.

dintel dijo...

El otro día hablaba yo sobre la mandrágora. Explicaba más o menos lo mismo que tú a una persona que lo desconocía. Me gusta mucho el nombre de mandrágora y me encanta la mitología de España, bastante desconocida por todos.

Julián dijo...

Ya te digo, me encantan estas historias.. Acoplaré esta teoría científica/leyenda folklórica copiada en codex monástico a algún cuento, eso seguro. Sólo sabía lo de que tenías que alimentarlas de leche.. ¿o era de sangre? mmm

¿Qué tal las vacaciones, Levina? un besazo!

MORGANA dijo...

cuánto trabajo, no??

levina dijo...

hola conso;
curioso.. regar con sangre una margarita, luego atar un perro negro al tallo..

besos,

levina dijo...

hola dintel;
«mandrágora» significa literalmente algo así como «perjudicial para el ganado» ..al parecer es bastante tóxica..

besos,

levina dijo...

hola julián;
al parecer el bicho bebe de todo: leche, sangre, e incluso vino.. vamos, la boca de un fraile (sin ánimo de ofender)

las vacaciones genial, en lo profundo de la montaña, en el bosque más oscuro que pude encontrar.. y qué hay de tí? todo bien?

besos,

levina dijo...

hola morgana;
cuando el diablo no tiene que hacer, con el rabo mata moscas hehehe

besos,

Julián dijo...

Buena frase esa de ''como la boca de un fraile'' jeje

Pues yo con unas ganas enormes de que vuelva la rutina de la uni, este verano ha sido todo menos verano: trabajando y saliendo poco. Y ahora exámenes, pero la semana que viene libre al fin, osea que perfecto, aún me queda lo mejor jeje

Si se puede saber, ¿en qué lejanía te has ocultado? suena bien lo de la montaña y el bosque. Si se puede saber ¿eh? :]

Un beso!

levina dijo...

julián;
no se como se llaman esas montañas.. están al final del camino, al borde de ninguna parte..

besos,

MARISA dijo...

por favor..que horror... jaj los geranios no saon más vistosos?? la historia es genial..

levina dijo...

hola guapa;
la mandrágora me parece bastante más vistosa, chillando vestida de rojo, con extraños signos tatuados y perros negros aullando mientras a su alrededor ocurren todo tipo de sucesos misteriosos y extraordinarios .. aunque bien pensado, para la terraza quizá mejor un geranio..

besos,