jueves, 10 de julio de 2008

Leni Riefenstahl



en la cima de su gloria, fue la mujer más célebre de la Alemania nazi, y la directora de cine con más talento del mundo.

hija de un herrero alemán, Leni nació en un suburbio berlinés en el verano de 1902. Dotada de una energía sin límites, pronto comienza a asistir a diversas academias para iniciarse en música, interpretación y danza. A principios de los años 20 la encontramos bailando en un cabaret berlinés. Es bella, ágil y tiene talento, pero una lesión de rodilla la aparta de los escenarios.

en un golpe de fortuna, se introduce en el mundillo del cine y obtiene sus primeros papeles como actriz. En 1932 filma su primera película, La luz azul. Fascinado por las imágenes, un político emergente ―Adolf Hitler― la manda llamar y le dice: «cuando ostentemos el poder, usted debe hacer mis películas». El resto es historia. Hitler pone todos los medios técnicos y humanos a su servicio y ella le corresponde con varios documentales que loan el nazismo, entre ellos dos obras maestras: El triunfo de la voluntad y Olimpíada.

tras la caída del Reich, Leni pasó setenta años de su vida intentando convencer al mundo de su inocencia..

más información:
Leni Riefenstahl, web oficial (en inglés y alemán)
Youtube: escena de El triunfo de la voluntad
Youtube: secuencia de Olympia

ronronea:
levina

9 maullidos:

Julián dijo...

Hola Levina!

Leí sobre ella. Al parecer le dieron la espalda sin más. A pesar de que era muy buena cineasta y fotógrafa, le costó lo suyo volver a abrirse su camino.

levina dijo...

hola julián;
bueno, le dieron la espalda porque trabajó mucho y bien en favor del partido nazi.. tuvo suerte que no la juzgaran y/o ejecutaran, como a otros. Nunca volvió a abrirse camino.

resulta inquietante que belleza y moral puedan estar tan disociados.. ella era un genio del cine, y lo que fue su suerte fue también su perdición. Quizá si hubiera nacido 50 años más tarde hoy sería objeto de un culto menos oscuro (o quizá no, quien sabe)

besos,

Julián dijo...

Yo creo incluso que el arte tiende de por sí a separarse de lo morálmente aceptado (no me gusta hablar de 'moral' como si existiese una aceptable de forma natural), por eso hay que ponerle trabas, o se le pone...

De todos modos no hablo del caso de esta mujer, su arte no intentaba ni iba más allá de la moral aceptada. Eso si, una vez acabada la Segunda Guerra... jejeje... le tocó perder.

Julián dijo...

Pero por cosas independientes al arte, que eran el contexto político.

levina dijo...

hola julián;
hay algo inquietante en la Riefenstahl.. se mantuvo lúcida y fuerte hasta muy avanzada edad (falleció a los 101 años); ya anciana, viajó por Africa, sobrevivió a un accidente en helicóptero, se casó, hizo submarinismo en el Caribe..

en la juventud tuvo su momento de gloria, que es más de lo que consiguen la mayoría de los mortales, pero a un precio incommensurable: ser cómplice de sufrimiento, tortura y asesinato para miles (quizá millones) de inocentes. Y, aparentemente, sin ningún tipo de remordimiento hasta el último día de su vida.

MARISA dijo...

jelou gatita!! interesante interesante.. siempre algo que aprender

levina dijo...

hola marisa;
cierto,no hay vida suficiente para conocer y disfrutar un mundo tan grande..

besos,

dintel dijo...

Me encanta que me acerquen biografías de personas que no conozco. Gracias. Has despertado mi interés sobre ella.

levina dijo...

hola dintel;
observar la vida de otras personas es un placer perverso, un poco voyeur... ;)

besos,