jueves, 12 de junio de 2008

licántropos



«licantropía» y «licántropo» derivan directamente de la palabra griega lykos, que significa «lobo», y anthropos, que significa «hombre». El término «licantropía» se refiere originalmente al antiguo fenómeno de un ser humano capaz de sufrir una metamorfosis animal, un hecho en el que creían fervorosamente médicos griegos como Cribasios y Actios.

cuando un ser humano se transforma en lobo, mantiene dos cualidades humanas: su voz y sus ojos. Sin embargo, en todo lo demás la metamorfosis en hombre-lobo viene totalmente determinada por rasgos animales: piel peluda, colmillos afilados y las garras de un lobo salvaje. En su forma humana, varias características físicas distinguen un hombre-lobo de un hombre normal: sus cejas se encuentran en el punto medio del puente de la nariz, y sus largas uñas en forma de almendra son de un repugnante color rojo sangre; el tercer dedo, en particular, es siempre muy largo. Otros rasgos distintivos son las orejas, situadas bastante bajas y hacia atrás de la cabeza, y la abundancia de pelo en las manos y en los pies. La teoría medieval era que, mientras el hombre-lobo mantenía su forma humana, el pelo le crecía hacia dentro; cuando deseaba convertirse en un lobo, simplemente se daba la vuelta a sí mismo desde dentro hacia fuera. Cualquier herida que recibe un lobo humano aparece exactamente igual cuando el cuerpo recupera su forma racional.

para convertirse en hombre-lobo se pueden utilizar distintos métodos. Algunos se producen por generación natural: son los frutos malditos de una fornicación entre mujer y diablo. Cualquier brujo puede transformarse en hombre-lobo mediante un pacto con Satán. Si un brujo se empareja con una loba, lo que viene es también un hombre-lobo natural. Por último, si un hombre-lobo muerde a un ser humano en noche de luna llena, antes de fallecer, la maldición es heredada por su víctima, de tal forma que ésta irá sufriendo distintos síntomas ―ansiedad, pesadillas, apetito de carne― hasta que, finalmente, en la próxima luna llena, se convierta a su vez en lobo. La víctima sólo podrá ser liberada de la maldición con una bala de plata.


ronronea: levina

8 maullidos:

Julián dijo...

Hi Levina!

Así que con una loba eh? mmm jeje
Depende a qué llamemos loba, claro :P

Me alegro que hayas vuelto a las andadas, dentro de poco podrás recopilar algunos de tus post para hacer un codice antinaturalis jeje Me encantan tus post, sigue así, asustándonos!

un beso.

atis dijo...

Levina, deja de dar tantas ideas de como identificar a un licántropo que seguro en la próxima normativa para seguridad en los aeropuertos nos la hacen pasar.

Besos ahullados

levina dijo...

hola julián;
así que con un brujo eh? mmm jeje

me encantan los bestiarios, no solamente los clásicos, también por ejemplo los de ciencia-ficción.. ya iré publicando..

besos,

levina dijo...

hola atis;
y tú, ¿pasarías esos controles?

besos,

atis dijo...

Se me olvido comentar que entre otras criaturas de la noche habría que diferenciar entre lobas, zorras y perras, ya que son aparentemente parecidas, pero muy diferentes entre sí ;)

Besos gatunos

Julián dijo...

A mi también, siempre me gustaron los bestiarios, eran una de mis lecturas preferidas de pequeño. Bestiarios de animales, si, pero sobretodo de monstruos, casuálmente jejeje tenía varias colecciones sobre ello. Joe, me acabas de dar la idea, si no te importa, en mi blog pondré pronto un bestiario. Te lo dedicaré jaja.

besos.

levina dijo...

hola de nuevo, atis;
de todo tiene que haber en esta vida.. a lo mejor esas zorras, perras y lobas que has encontrado vagando por la noche se transforman, como los hombres-lobo, en encantadoras jovencitas y señoras de respeto por la mañana..

besos,

levina dijo...

hola julián;
claro que no me importa, al contrario, lo leeré con gusto :)

besos,