lunes, 12 de mayo de 2008

Mary Hamilton



nacida en 1721 en Gran Bretaña, a los catorce años fue seducida por una vecina, Anne Johnson, que la convierte al metodismo. Viven juntas hasta que Anne abandona a Mary por un hombre. Enfurecida, Mary decide a partir de entonces vivir como varón.

huye a Irlanda para ocultarse de todos sus conocidos, y empieza a ejercer como maestro metodista. Se aloja en una pensión y pronto intenta seducir a su patrona, que la rechaza en favor de un joven cadete. Sin dejarse vencer por el desaliento, corteja a una viuda de sesenta y ocho años y se casa con ella. Durante una temporada consigue mantener el engaño, pero al ser descubierta regresa a Inglaterra, donde se hará pasar por médico.

de nuevo en Inglaterra, se fuga con su primera paciente y se casa con ella. Todo va bien durante quince días, pero una noche tormentosa la joven se despierta y al ver a Mary desnuda dice púdicamente: «no tienes lo que deberías tener», sentenciando a la aventurera a una nueva huida.

en la ciudad de Wells se enamora de una joven de dieciocho años a la que escribe ardientes cartas y con la que se casa. Tras dos meses de felicidad, alguien que conocía a Mary la descubre y va con la historia a la señora Hamilton, su madre. A pesar de la insistencia de la joven amante de que su marido era un hombre, Mary es detenida.

castigada con azotes públicos en varias ciudades, según el escritor Henry Fielding, contemporáneo de la Hamilton, ni esto consiguió torcer su voluntad: al poco de recibir latigazos, ofreció a su carcelero dinero si le conseguía una joven con la que tener relaciones sexuales.

ronronea: alia

8 maullidos:

Julián dijo...

¡Pero qué grande fue Mary Hamilton!
Y yo sin saber de su existencia... Qué putos aquellos años y cómo se sacó las castañas del fuego de la única forma posible. Pero acaba la historia, ¿se sabe si le llevaron a una buena mujer en sus últimos momentos? jaja Ni eso. ¡Qué perros aquellos tiempos!

dintel dijo...

Qué vida ¿no?

alia dijo...

hola julián;
no se sabe mucho más de ella, tuvo su momento de fama y después desapareció en el anonimato..

besos,

alia dijo...

hola dintel;
sip, una vida que da qué pensar, ¿verdad?

besos,

Awixumayita dijo...

Joder con la Mary!! Olé sus... ovarios.

besitos naranjas

alia dijo...

hola awixumayita, y bienvenida;
las aventuras de Mary Hamilton dejan un sabor de boca agridulce.. es una extraña combinación de opresión, mala suerte y empeño en la búsqueda de.. ¿amor?

besos,

Rosma dijo...

Jajaja...Una cosa Mary, era les o trans-masculino, yo me inclino por lo segundo...

alia dijo...

hola rosma, y bienvenida;
con respecto a tu pregunta, ni idea; posiblemente, ni la propia Mary sabía que era eso de «les» o «trans», son inventos recientes..

besos,