lunes, 24 de marzo de 2008

el árbol Garoé



en superficie de desnuda roca, el sol y la sal agrietan las piedras centenarias. No existe agua dulce que corra por un cauce natural para aliviar su calor, que sacie la sed de los bimbaches.

aún así, los dioses cuidan a sus criaturas ofreciéndoles un mágico laurel que alza sus ramas al cielo para captura gotas de agua. Las deja deslizarse a lo largo de su robusta y antigua corteza hasta sus pies, donde se mantiene fresco este elixir de vida.

lágrimas de la madre tierra al ver la lucha de un pueblo por la supervivencia. Entrega su esencia para que brote una frágil chispa donde sólo existe esterilidad.

ronronea:
atis

7 maullidos:

david dijo...

Os invito a visitar mi exposición, con más greguerías:
http://davidblogcartoon.blogspot.com/2008/03/los-muertos-y-las-muertas-exposicin-en.html
Se inaugura mañana a las 7 de la tarde
Besos

Maslama dijo...

gracias por la invitación majete, pasaremos a visitar tu exposición

besos,

Maslama dijo...

hola atis;
¡qué texto más oscuro y sugerente! sin dudas, eres la gata druida de esta gatera

besos,

LeCaprice dijo...

Hacia ya tiempo que no escuchaba al garoé...con esa nube que filtra esa agua pura y cristalina...me acaba de llegar un hilo de aire fresco...un abrazo gatuno

PRU dijo...

Precioso y dramàtico texto...

Besos ramificándose...

atis dijo...

Hola Lecaprice,

El tiempo transporta las palabras del ayer que forman nuestro presente.

Besos

atis dijo...

Hola Prú,

En la isla del Hierro al igual que en el resto, existe un fenómeno llamado lluvia horizontal.

El pueblo para darle una explicación une mito y leyenda a la realidad para hacer la solitaria vida isleña más confortable.

Besos