lunes, 4 de febrero de 2008

el Olimpo



vaga por el solitario y oscuro parque de Santa Catalina, a su alrededor el silencio absoluto. Se siente desilusionada por no haber encontrado la fiesta que todos anunciaban. Lleva su disfraz como cada año, aunque parece que éste no podrá lucirlo porque la magia se ha desvanecido.

sube por unas escaleras a algo similar a un escenario y decide cruzarlo para luego abandonar el recinto que permanece adormilado. Llega hasta el centro del mismo y se para durante unos segundos para contemplar la escena desde esa posición, cuando a su espalda se enciende un foco, al darse la vuelta sobresaltada, se ilumina por completo todo el decorado y comienza a sonar música a ritmo carnavalero.

de cada rincón van apareciendo las comparsas moviendo frenéticas la cintura al son de pitos y tambores, las reinas lucen sus complejos y elaborados disfraces de varios kilos de peso. Cantan a viva voz los Nietos de Kika, los Serenquenquenes, los Sarandajos del Risco y tantas otras murgas con sus sátiricas letras al gobierno y a la sociedad. Las drag queens con sus plataformas de más de 15 centímetros bailan sintiendo el poder de la noche en sus cuerpos. Junto a todos ellos cientos de personas anónimas abarrotan las gradas a la espera de que el espectáculo comience. Cada noche un mogollón celebrado entre decenas de chiringuitos donde la música y el ron corren por los cuerpos de las mascaritas y la sensualidad, la ocultación y la diversión son los ingredientes que conforman el ambiente que se respira. Este es el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, el que nace y se vive en las calles, sin otra pretensión que la diversión.

las fiestas caléndulas llegan a su fin cuando las viudas velan y acuden al Entierro de la Sardina, a la espera de que llegue un año más para correr el Carnaval.

ronronea:
atis

11 maullidos:

PRU dijo...

Que sí, que el Carnaval está muy bien, pero imagina estar en soledad y silencio como la prota, que se encienda un megafoco y te aparezcan tropocientas personas disfrazadas de repente, vaya susto ! :)

Besos divertidos...

LeCaprice dijo...

Bueno, bueno, bueno. Je, je, je. Lo mejor es que alli no ha llovido, jejejeje.. Chicas teneis que pasar por nuestro blog a recoger algo. Un abrazo

Comunidad Manizales dijo...

maullo casi dormida..... he estado muy ocupada.. me estoy atrasando para leer los blogs...

espeor ponerme al tanto luego de mi viaje

MIL BESOS

dintel dijo...

El Carnaval no es una de mis fiestas favoritas.

Maslama dijo...

hola!
atis está en viaje de trabajo. Contestará lo antes que pueda.

por cierto lecaprice & Co, muchísimas gracias por el premio ¡qué ilusión! yo también me pongo las pilas para reflejarlo en un post a la mayor brevedad posible..

besos,

atis dijo...

Hola Pru,

Creo que se podrá asustar en un principio, pero luego la emoción la embargará y se dejará llevar al son de la música.

Besos carnavaleros :)

PD: es un sueño hecho realidad...

atis dijo...

Hola Lecaprice,

En cierto modo sí ha llovido, al caer las lágrimas de las viudad por la difunta sardina.

Besos a son de samba.

atis dijo...

Hola MAnizales,

Un placer volverte a leer.

Besos despiertos

atis dijo...

Hola Dintel,

Espero que al menos el texto haya sido de tu agrado.

Besos de ánimo :)

dintel dijo...

El texto ha sido de mi agrado. Me había metido en la historia, de ahí lo descortés de mi anterior comentario.

atis dijo...

Hola Dintel,

No te preocupes tus comentarios son bien recibidos.

Un abrazo